El destope o el plan que no garantizará la pensiones y complicará los salarios

El destope de las cotizaciones y de la pensión máxima mejorará la equidad, pero no resolverá el problema de sostenibilidad de las pensiones

El destope de las cotizaciones centrará el debate sobre las pensiones el próximo año, ya que es una de las patas de la reforma de las pensiones que España se ha comprometido con Bruselas. Pero antes de entrar en materia hay que entender qué significa el destope.

La base de cotización es la referencia por la que se determina cuánto deben pagar empresarios y trabajadores a la Seguridad Social. Esta base tiene límites: la base de cotización máxima y la mínima.

Publicidad

En función de ella, los profesionales recibirán más o menos prestaciones del sistema de Seguridad Social. A una base de cotización alta, mayor pensión y viceversa.

En este sentido, los expertos consideran que un doble destope tanto en prestaciones como en base de cotización mejoraría la equidad contributiva del sistema y sería más razonable desde un punto de vista global, pero no mejoraría su sostenibilidad.

Brechas entre pensión máxima y base de cotización máxima

Como explica Gregorio Gil de Rozas, director del área de Retirement de Willis Towers Watson en España, “como ocurre normalmente con las recomendaciones del Pacto de Toledo, no fijan un criterio cuantitativo en este punto. Se limitan a afirmar que se haga de forma clara y estable”

El experto recuerda que las variables de pensión máxima y de base máxima de cotización no parecen haber seguido un criterio predecible ni razonable y se observa que la brecha entre ambas ha seguido una tendencia alcista, pasando del 1,10 en 2010 a 1,30 en 2020 y descendiendo ligeramente al 1,29 en 2021.

Publicidad
Publicidad

En el intervalo de 2010 a 2021 se ha llegado a observar una base de cotización máxima unos 11.000 euros más elevada que la pensión máxima, “lo que afecta al principio de proporcionalidad contributiva”, insiste Gil de Rozas.

Efecto del destope de la base de cotización máxima 

La cautela debe imperar puesto que los destopes pueden suponer un aumento del coste laboral y una disminución del salario neto de los afiliados.

La propuesta enviada a Bruselas por la Moncloa recoge el destope, pero sin tener en cuenta los problemas que puede tener en el mercado laboral.

¿Cuál sería el principal efecto? Destopar las bases de cotización tiene un efecto inmediato que se traduce en mayores cotizaciones.

Según los datos de la Encuesta de Estructura Salarial (EES) del INE y de la Seguridad Social, hubiera dado lugar en 2019 a un incremento de la recaudación de unos 5.600 millones de euros, lo que supone un 3,90 por ciento de las cotizaciones de ese año.

Publicidad

Respecto a 2018 supuso un descenso de la recaudación del 11,61 por ciento, debido a que la subida de la base de cotización máxima, del 7,87 por ciento, estuvo muy por encima de la experimentada por el salario promedio, del 1,61 por ciento. 

Al respecto, Fernando Martínez-Cue, experto en pensiones y asociado en LoRIS (Longevity & Retirement Income Solutions), explica que perjudica a los trabajadores en el sentido "que a corto plazo está incrementando los costes laborales que supone para el empleador, lo que dificulta la contratación. A largo plazo, impactará en los salarios, con una caída de los salarios bruto y neto".

También Martínez-Cue reconoce que es una medida cuyo impacto será significativo, pero no determinante para mejorar la sostenibilidad del sistema ya que el porcentaje de los trabajadores con cotizaciones máximas son una minoría en España.

"El salario medio en España ronda los 23.000 euros", recuerda el experto.

Publicidad

“Sin embargo, parece lógico que, antes o después, con un periodo transitorio más o menos amplio, sea inevitable que se produzca un destope de la pensión máxima o, al menos, una subida importante de esta”, expone Enrique Devesa, consultor del Observatorio de Pensiones de Willis Towers Watson. 

La opción sería un doble destope

Los expertos proponen como alternativa un doble destope, que permitiría mejorar la equidad contributiva del sistema y sería más razonable desde un punto de vista global, pero no mejoraría su sostenibilidad.

Sin embargo, si el objetivo es aumentar los ingresos del sistema, la mejor forma sería destopar solamente la base de cotización máxima, a pesar de que esto perjudicaría a los trabajadores con bases de cotización altas y también a quienes accedan a la jubilación anticipada voluntaria con bases reguladoras por encima de la pensión máxima.

Por su parte, Martínez-Cue añade otras dos opciones para mejorar la sostenibilidad del sistema.

"No vincularlas al IPC", aunque matiza que esa indexación a la inflación tiene un componente de justicia social ya que los pensionistas no tienen margen de acción para protegerse de la inflación y generar ingresos complementarios. Pero especialmente la medida de más impacto sería "vincular la edad legal de jubilación ordinaria a la evolución de la esperanza de vida".

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de