La campaña de pensiones arranca con una caída del 80 por ciento en las aportaciones

Los planes de pensiones han captado cinco veces menos dinero entre enero y agosto que en esos meses de 2020, tras la entrada en vigor de la reforma

El comienzo del otoño es el pistoletazo de salida de las campañas comerciales para fomentar las aportaciones a los planes de pensiones de cara a finales del año. Este ejercicio, estas llegan con una fiscalidad mucho menos atractiva, que ya ha propiciado una gran caída del flujo de ahorro hacia estos vehículos.

En concreto, las captaciones netas en los ocho primeros meses del año se han hundido un 81 por ciento interanual, según los datos de VDOS facilitados a finanzas.com.

Entre el 1 de enero y el 31 de agosto los planes de pensiones individuales han recibido captaciones netas de apenas 158 millones de euros. En el mismo periodo del 2020, este volumen ascendió a 842 millones de euros, lo que supone cinco veces más.

Esta abrupta caída se enmarca en el cambio de fiscalidad de este producto. Desde el comienzo de este año el límite máximo de aportaciones a planes de pensiones individuales que pueden descontarse de la base imponible del Impuesto sobre la Renta (IRPF) ha pasado de los 8.000 a los 2.000 euros.

Con ello, el ejecutivo de Pedro Sánchez pretende evitar que las rentas más altas se beneficien del ahorro fiscal y, paralelamente, pretende fomentar los planes de pensiones de empleo, cuyo límite de aportaciones máximas se ha elevado hasta 10.000 euros anuales.

Según las previsiones dadas a comienzos de año por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco), que se ha posicionado en contra de la reforma, las aportaciones brutas a planes del sistema individual caerán al menos un 30 por ciento este año.

Publicidad
Publicidad

Esta modificación introducida en los Presupuestos Generales del Estado afectan a un 23 por ciento de los aportantes a planes de ahorro para la jubilación, es decir, suponen un perjuicio para 700.000 partícipes, según la patronal.

Lo cierto es que el trasvase de estos beneficios fiscales dependerá en gran medida del impulso que se consiga dar a los planes de empleo con la creación de un vehículo público, que el Gobierno todavía no ha puesto en marcha. De momento, algunas gestoras han aprovechado para ampliar su oferta de productos e incluir los planes de empleo.

Entre ellas, Cobas AM, la gestora liderada por Francisco Paramés ha sido la última en presentar esta semana su ‘Plan de Empleo Cobas 100’, que está dirigido a cualquier empresa que quiera contribuir al ahorro complementario para dar cobertura a sus empleados y se lanza con una comisión del 1%.

Aumenta el patrimonio por la rentabilidad

Con todo, el volumen en planes de pensiones individuales a cierre de agosto se eleva a 95.060 millones de euros, de los que 12.630 millones son Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV) contratadas en el País Vasco.

En el último mes, estos productos de ahorro para la jubilación aumentaron su patrimonio en 861 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,9 por ciento.

Publicidad

La mayor parte de este impulso se debe a los rendimientos positivos, en tanto que solo se registraron captaciones netas por 34 millones de euros, según los datos de VDOS.

Por categorías, las mayores captaciones se canalizaron hacia planes mixtos, con 78 millones de euros. Este enfoque es el más popular de la oferta española y cuenta con 52.521 millones bajo gestión.

En términos de patrimonio, los fondos de renta variable son los siguientes más voluminosos (13.821 millones), por delante de los planes de renta fija (9.921 millones) y los garantizados (575 millones de euros).

Publicidad

Golpe a un negocio de los bancos

En esta reducción de los flujos hacia planes de pensiones privados, el sector bancario es el que más lo nota en su negocio. Y es que la banca acapara el 80 por ciento de la inversión en planes en España.

En particular, los principales grupos financieros gestionan un patrimonio de algo menos de 66.000 millones de euros, a cierre de agosto.

Entre ellas, Caixabank tiene la posición más destacada, con cerca del 32 por ciento del patrimonio invertido en planes de pensiones (algo más de 26.000 millones de euros). Están por detrás BBVA, Santander, Kutxabank y Renta 4.

De su lado, el resto del mercado de los planes se lo reparten entre los grupos independientes (6,4 por ciento de cuota), las firmas financieras internacionales (4,76 por ciento), las aseguradoras (4,58 por ciento) y las sociedades cooperativas de crédito (4,21 por ciento).

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de