Ahorro: la palabra maldita para Sánchez

Sánchez y los miembros de su Ejecutivo no solo ignoran el potencial del ahorro, sobre todo a largo plazo, sino que buscan nuevas fórmulas para alejarlo de los ciudadanos

El que fuera ministro de Hacienda con Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro, estaba obsesionado con el ahorro. Siempre repetía que era fundamental para un país y que, en situaciones de crisis, jugaba un papel fundamental. 

● Los podcasts de finanzas.com también están disponibles en su app favorita: Apple Podcasts | Google Podcasts | Ivoox | Spotify

Publicidad

Insistía en que España necesitaba más ahorro a medio y largo plazo y en que si otros países habían sufrido menos durante la crisis financiera era porque disponían de un ahorro del que los españoles carecían. 

Pero en cuestión de pocos años hemos pasado de la obsesión por el ahorro a su demonización. Para Sánchez y sus ministros se ha convertido en una palabra maldita. Nadie habla de ahorro. Es más, todo apunta a que en la reforma fiscal que prepara la ministra Montero se pondrán más trabas a la capacidad de ahorro de los españoles.

Más pasos para frenar el ahorro

Nunca, en tan poco tiempo, se habían dado tantos pasos para frenar el ahorro. Los planes de pensiones, un instrumento eficaz para el ahorro para la jubilación, están prácticamente desmantelados.

Las sicavs están hundidas, con la consiguiente pérdida de talento, de dinero y de un vehículo atractivo. Y la tasa Tobin está penalizando cada vez más a las compañías del IBEX 35, donde se concentra una buena parte del ahorro de las familias. Y esto es solo el principio. 

Publicidad
Publicidad

Pero lo más llamativo es que en esta materia, el Gobierno dice todo lo contrario de lo que hace. El presidente Sánchez, por ejemplo, y a pesar de su juventud, cuenta con un plan de pensiones en el que tiene ahorrado cerca de 100.000 euros. Los españoles de su misma edad y que también cuentan con planes de pensiones no llegan, de media, a los 30.000 euros de ahorro. 

Tezanos acierta con su plan de pensiones

Otro destacado dirigente socialista, el actual presidente del CIS, José Félix Tezanos, ha acertado más con su plan de pensiones que con las encuestas que publica el centro que dirige. Tezanos tiene ahorrado para la jubilación un capital superior al de Sánchez. 

Y no se puede justificar este ahorro en las aportaciones que las Cortes hacían a los planes de pensiones de los parlamentarios, porque se suspendieron con la crisis de 2012.  

Tezanos nunca ha sido parlamentario y Sánchez sólo pudo recibir unos 6.000 euros antes de que se cancelaran las aportaciones. El resto ha sido fruto de una férrea disciplina ahorradora. La misma que ahora rechazan para el resto de los españoles.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de