Inversión sostenible

La hora del activismo accionarial en España

El uso del ‘engagement’ o activismo accionarial a través del diálogo activo crece en España un 27 por ciento, según el último barómetro de Spainsif

Ibex
Ibex

La Inversión Socialmente Responsable o ISR ha llegado al mundo de la inversión española para quedarse. Y evoluciona a gran velocidad.

Si al principio utilizaba casi únicamente las políticas de exclusión como estrategia más extendida para mejorar la sostenibilidad de la cartera (sacar las acciones problemáticas de la misma, como los combustibles fósiles), esto ha ido evolucionado y actualmente se está haciendo un esfuerzo por incluir metodologías más desarrolladas.

En España se gestionan 210.600 millones con criterios de inversión socialmente responsable

Así, a día de hoy gana protagonismo el ‘engagement’ o activismo accionarial, que consiste en que los gestores de la misma fomentan un diálogo activo con la compañía para mejorar sus prácticas ambientales, sociales y de gobierno corporativo (el activismo puede tomar la forma de carta formal, llamada, correo electrónico, reuniones, etc.).

Aún queda mucho recorrido

En concreto, el uso del ‘engagement’ o activismo accionarial ha crecido un 27 por ciento en España, según el último barómetro de Spainsif, la patronal que promueve la inversión sostenible, al pasar de 11.880 millones de euros en 2017 a 15.083 millones de euros en 2018.

De esta manera, el activismo accionarial ha crecido a tasas superiores que otras estrategias de inversión sostenible como la integración de factores ASG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo) en el análisis financiero, otra de las más extendidas (con 19.300 millones).

Si bien, las exclusiones siguen siendo la estrategia más empleada, con 141.630 millones, lo que da cuenta del recorrido que aún queda a las estrategias de inversión socialmente responsable en nuestro país.

Actualmente, se gestionan en España 210.600 millones con criterios de inversión socialmente responsable (19.366 millones de euros por parte de entidades extranjeras).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.

¿Qué más leer?