Qué esperar de IAG en 2022

IAG encara en 2022 el año de la recuperación, con un potencial de rebote superior al 40%. Los efectos de ómicron serán fugaces

La cotización de IAG se recuperó un 15 por ciento en las dos últimas semanas del año y se sacudió el yugo bajista, un rally de Navidad en toda regla que descuenta unas mejoress perspectivas para 2022.

Los inversores apostaron para reforzar sus carteras por uno los valores más castigados en la pandemia, precisamente ante la evidencia de que la oleada de contagios provocada por la variante ómicron tendrá un impacto fugaz sobre la economía real.

Publicidad

Las fuentes consultadas se mostraron optimistas con IAG. El grupo no podrá salvar las pérdidas de 3.000 millones de euros proyectadas para este año, pero en 2022 el consenso de analistas de finanzas.com espera un beneficio neto de 240 millones de euros.

El ebitda rozará los 3.000 millones de euros y también entrará en positivo, frente a los números rojos de 1.107 millones que los expertos esperan al cierre de 2021.

Será un año en el que IAG dará la vuelta a su cuenta de resultados, lo que también se debería reflejar en la cotización. El potencial de rebote por factores técnicos y fundamentales supera el 40 por ciento.

Publicidad

Sin miedo a ómicron

Con el castigo que ha recibido el sector turístico, y en particular las compañías aéreas, quizás resulte atrevido decir que el mercado ha perdido el miedo a ómicron, pero es la realidad.

“La variante ómicron tiene impacto directo en las aerolíneas; a pesar de ello, mantenemos nuestra recomendación de comprar en IAG”, dijo Pilar Aranda, analista de Bankinter, en declaraciones a finanzas.com.

Publicidad

“Todos los efectos de ómicron están ya descontados por el mercado”, añadió Francisco Coll, economista y asesor del Foro de Turismo Mundial.

Los datos “nos dicen que la expansión de ómicron es elevada pero la enfermedad no es tan grave como con otras variantes, lo que está impulsando a IAG y al resto del sector turístico”, recalcó este experto.

Por eso mismo, Aranda considera que el impacto de la cepa ómicron “será pasajero” y dará paso a una reactivación de la economía, gracias en parte a los programas de vacunación masiva y la progresiva eliminación de las restricciones.

El efecto conjunto de vacunas, tratamientos y menor severidad “mejora las perspectivas de que la crisis sanitaria llegue a su fin y se vuelva a la normalidad”, apuntó Manuel Pinto, analista de XTB.

Publicidad

IAG (IAG)IAG (IAG)

0,032,21 %
1,48

Los catalizadores alcistas de IAG, listos para despegar

Este escenario más optimista es lo que ha venido descontando IAG con su último impulso alcista. De hecho, “la recuperación comenzó a notarse ya en el trimestre de 2021”, apuntó Iván San Félix, analista de Renta 4 Banco.

En opinión de este experto, la incertidumbre que generó ómicron ofrece una ventana de oportunidad. Los principales catalizadores para que el negocio despegue siguen intactos: mejora a la situación sanitaria, vacunas y elevada demanda de viajes.

Es cierto que ómicron obligó a cancelar miles de vuelos, pero a juicio de Coll, la lectura tiene que ir más allá del puro dato. “Si esto ha pasado es porque se hicieron las reservas, lo que demuestra que la gente quiere seguir volando”, apuntó Coll.

Publicidad

Tanto es así que el IAG ya está notando la mejora de la demanda en algunas de sus divisiones. Según dijo Iberia este miércoles, la filial española cerró 2021 operando prácticamente el 100 por cien de su red global de destinos previos a la pandemia.

El problema para Iberia, en opinión de Coll, es Latinoamérica, un mercado donde el grupo tiene una exposición muy elevada que no pudo aprovechar precisamente por culpa del virus. Por eso es importante que los destinos operen a su máxima capacidad.

Con estos elementos en juego, el consenso de analistas de finanzas.com calcula un precio objetivo para IAG de 2,45 euros por acción, lo que ofrece un potencial alcista del 43 por ciento.

El rebote de IAG apunta a los 2,65 euros

Los analistas técnicos todavía son algo más optimistas y calculan que el rebote de IAG podría alcanzar cotas superiores.  

“Los 2,65 euros por acción que IAG marcó en junio de 2020 son una zona alcanzable a medio plazo si la situación sigue mejorando”, subrayó Manuel Pinto.

Publicidad

A más corto plazo, la primera señal alcista se producirá con la ruptura al alza de los 2,1 euros, lo que despejará el camino para atacar la resistencia de los 2,65 euros.

Aún más potencial ve José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG) en caso de que IAG supere los 2,15 euros.

La ruptura de este nivel “podría llevar la cotización al entorno de los 3 euros, por donde pasa la media de 200 sesiones”.

El consenso general de todos los expertos consultados es que la matriz de Iberia ya ha dejado atrás todo lo peor. “La cotización ya hizo un suelo y lo que vemos ahora es solo recorrido al alza”, remachó Coll.

En portada
Publicidad
Noticias de