México desborda el optimismo de BBVA

El negocio de BBVA en México encandila a los analistas, que están muy optimista con el valor

La fuerte recuperación de los volúmenes y los márgenes de la filial mexicana de BBVA ha llevado a los analistas de Credit Suisse a elevar el precio objetivo del banco de origen vasco.

En concreto, Credit Suisse le ha subido el precio objetivo desde los 5,2 euros hasta los 5,4 euros y le ha mantenido su recomendación de ‘neutral’ después de que la entidad presentara esta semana unos resultados que han batido las perspectivas del consenso del mercado.

Específicamente, BBVA cerró el ejercicio con unos beneficios de 4.653 millones de euros, muy por encima de los 1.305 del año anterior y también por encima de los 3.512 de 2019, año previo a la crisis del coronavirus.

De cara al futuro, BBVA ha adelantado que espera un crecimiento de los ingresos principales a doble dígito debido al avance de los volúmenes, un aumento de los gastos de explotación por debajo de la inflación y un coste del riesgo en torno a los 100 puntos básicos.

“Damos la bienvenida al tono optimista de los gestores de la compañía en cuanto a las perspectivas de ingresos principales y a la fuerte recuperación de los volúmenes y los márgenes en México”, dice el infome publicado por Credit Suisse.

Optimismo en los analistas que siguen la acción de BBVA

Se trata de una visión optimista respecto a las cuentas de BBVA que coincide con la expresada por otros expertos.

“Creemos que las dinámicas de la evolución del negocio son positivas, tanto en lo visto en 2021 como lo previsto para 2022, con unos niveles de capital cómodos y reiterando el objetivo de creación de capital de forma orgánica de 1.100 millones de euros”, apunta por su parte Nuria Álvarez, analista de Renta 4, en otro informe.

Publicidad
Publicidad

Una música parecida interpreta Rafael Alonso, experto de Bankinter: “Los resultados sorprenden positivamente en las métricas más importantes (actividad, ingresos y coste del riesgo) en las principales áreas geográficas (México, España, Turquía y América del Sur). Lo más importante de los resultados es que el ‘guidance’ del equipo gestor para 2022 es positivo y que la remuneración a los accionistas es atractiva”.

Un dividendo atractivo

En concreto, el banco tiene previsto someter a la aprobación de la junta general de accionistas el pago en efectivo de un dividendo de 0,23 euros brutos por acción, que se abonará esta primavera.

Este pago se suma a los 0,08 euros que el banco abonó en octubre de 2021 hasta sumar un total de 0,31 euros para el ejercicio 2021, el mayor dividendo por acción en efectivo de los últimos diez años, que representa un payout del 44 por ciento.

Asimismo, BBVA también tiene en marcha un plan de recompra de acciones de hasta 3.500 millones de euros.

Publicidad

Los analistas de Credit Suisse ven con buenos ojos esta remuneración al accionista, de manera que su previsión de 'pay-out' supera el 40 por ciento para el periodo 2022-2023 y anticipan un programa adicional de recompra de acciones del 10 por ciento.

El mercado reacciona con ventas a los resultados de BBVA

Si bien, este optimismo de los analistas contrasta con la mala reacción del mercado a los resultados, donde BBVA recibe un fuerte castigo.

El jueves, el banco se dejó un 2,06 por ciento y este viernes caía un 1,44 por ciento adicional.

Esto reduce las ganancias anuales en bolsa al 6,8 por ciento, tras el 30 por ciento q ue se revalorizó la compañía en 2021.

Publicidad

En todo caso, Álvarez cree que el castigo no se debió a los resultados sino a la publicación de la inflación de Turquía, que ha registrado niveles del 48,7 por ciento (la más alto desde abril de 2002).

“Genera nuevamente dudas sobre la evolución de esta franquicia, un área que en 2021 aportó el 13 por ciento del beneficio neto del grupo frente al 46 por ciento de México y el 28 por ciento de España”, explica Álvarez.

Aun así, los analistas negativos con la acción siguen siendo pocos. El 48,5 por ciento del consenso recomienda comprar (16 expertos); mientras que el 45,5 por ciento prefiere mantener (15 analistas) y solo el 6,1 optaría por vender (2 profesionales).

En cuanto al precio objetivo, se sitúa en 6,53 euros, frente a una cotizacion actual de 5,61 euros, lo que le da un potencial adicional del 16,2 por ciento.

En portada
Publicidad
Noticias de