Los nuevos contratos de Indra disparan su potencial en bolsa

Indra descuenta alzas del 30 por ciento y despierta el optimismo del mercado con los nuevos contratos, que mejoran las perspectivas fundamentales

Los nuevos contratos que se adjudicó recientemente Indra despertaron el optimismo de los analistas y eclipsaron las preocupaciones del mercado por el turbulento arranque del año para el grupo tecnológico.

La compañía pierde un 3 por ciento en enero y sufre el mismo castigo que el resto de valores tecnológicos por culpa de las mayores expectativas de inflación.

Publicidad

A mediados de noviembre, Indra cotizaba en los 11 euros y preparaba la vía para el asalto a sus máximos históricos, aunque el estallido de la variante ómicron mandó la cotización de vuelta a los 9 euros.

Fueron circunstancias ajenas a los fundamentales, pues el consenso de analistas de finanzas.com sigue viendo un potencial de subida del 29 por ciento. En algunos bancos de inversión, como es el caso de UBS, son todavía más optimistas.

Importante descuento de Indra frente a sus comparables

De hecho, en el banco suizo consideran que Indra cotiza con un “importante descuento” frente a sus comparables y calculan un precio objetivo de 12,2 euros, lo que arroja un margen alcista del 32 por ciento.

En su opinión, los recientes contratos que se ha adjudicado Indra mejoran sustancialmente las perspectivas de la compañía.

Publicidad
Publicidad

El primero de estos contratos es el firmado con el ministerio de Defensa por 180 millones de euros para dotar con una tecnología de vanguardia a los nuevos aviones Eurofighter.

Además, la compañía firmó un plan de digitalización consular por 70 millones de euros con el servicio diplomático de España para crear la nueva sede electrónica, que será financiado con los fondos europeos ‘Next Generation’.

Finalmente, Indra se adjudicó tras una licitación pública internacional el suministro y mantenimiento de la plataforma tecnológica que da servicio a las 11 autopistas de peaje de Irlanda.

Según explicaron en UBS, “estos contratos son buenos ejemplos de las perspectivas de 2022”. Así, los analistas pronostican “fuertes beneficios potenciales generados por los fondos de la UE, crecimiento en defensa y recuperación en el transporte”.

Mayores ingresos para Indra

Como ya explicó finanzas.com, los contratos en el área de defensa serán una de las grandes temáticas en Indra, al dejar mayores márgenes, junto con los fondos europeos para impulsar la digitalización.

Esta mejora ya se empezará ver en el cuarto trimestre, cuando Indra reportará unos ingresos de 936 millones de euros, el 9 por ciento más interanual.

Publicidad

En UBS pronostican que Indra volverá a un crecimiento de dígito medio con mucha mejora en los márgenes del negocio. En su opinión, la mejora en los resultados es un factor que “no debería subestimarse”.

El cumplimiento consistente de las previsiones del mercado debería conducir a “una notable recalificación” de las previsiones de los analistas tras los esfuerzos constantes para reposicionar al grupo en áreas de negocio con mayores márgenes, dicen en UBS.

En este sentido, “los contratos de calidad como los firmados recientemente son una fuerte señal para los próximos años, donde Indra está creciendo en los segmentos adecuados”, argumentaron en el banco suizo.

El peligro en Indra es la gobernanza

Con todo, los expertos también identificaron factores de riesgo en Indra, y uno de ellos es la gobernanza.

“Si bien las perspectivas de beneficios son bastante positivas, la acción se ha mostrado débil recientemente por el flujo de noticias sobre los cambios en el accionariado y posibles operaciones corporativas”, explicaron en UBS.

Publicidad

En concreto, Corporación Financiera Alba ha vendido recientemente una participación deñ 5 por ciento, adquirida por el grupo familiar de defensa, SAPA Placencia, el holding de la familia Aperribay.

La intención de la familia March es abandonar progresivamente Indra, dejando como accionista de referencia a la SEPI (18,71 por ciento) y al fondo Fidelity Management (9,8 por ciento).

Precisamente, la entrada de SAPA Placencia acerca la posibilidad de que Indra finalmente se lance a por la compra de una participación en el fabricante de motores de aviación ITP Aero, una operación que no es del gusto del mercado.

En portada
¿Quién manda en la ESG?

La segunda mesa de debate del foro Social Investor contó con Luisina Berberian (S&P Global Ratings), Mckenzie Ursch, (Follow This), Alberto Andreu (DIRSE) y Severiano Solana, (Caixabank)

Noticias de