La presión bajista sobre IAG toca máximos

Citadel incrementa sus ataques contra IAG y D. E. Shaw se suma al asedio. Entre ambos suman un 2,54 por ciento del capital

Las posiciones cortas de Citadel en IAG marcan nuevos máximos históricos al llegar al 1,11 por ciento desde Citadel Europe y al 0,81 por ciento desde Citadel Advisor. A estas posiciones toca sumar la reaparición de D. E. Shaw con un 0,5 por ciento. La presión bajista sobre IAG toca máximos este año.

Así, entre los de Ken Griffin, Citadel, y los de David Shaw, D. E. Shaw, suman el 2,54 por ciento contra las acciones del holding aéreo, una posición con una carga contra las acciones de la propietaria de Iberia y British Airways valorada en unos 226 millones de euros a precio actual de los títulos. 

Publicidad

El sumatorio de las tres posiciones colocaría a los fondos de cobertura como el tercer accionista de referencia de AIG, por detrás Qatar Airways que controla el 25,20 por ciento de las acciones y Artisian Partners que posee el 2,85 por ciento del circulante.

La nueva cepa del Covid-19 añade más presión 

La presión de los hedge fund y las ventas de posiciones por parte de los inversores se ciernen sobre IAG conforme una nueva variante del coronavirus crece en el Reino Unido, corazón de operaciones de la aerolínea. 

La cepa denominada AY.4.2. sale de la cepa británica y los expertos apuntan que puede ser un 10 por ciento más contagiosa que la inicial y representa ya el 6 por ciento de los casos del país. 

Publicidad

Por ella, y junto con el rally alcista que vive el petróleo, las acciones de IAG pierden más de un 10 por ciento en la semana, lo que supone su peor racha desde verano.

Publicidad

Los brókeres pierden optimismo 

Pese a las incertidumbres constantes que el sector vive desde la eclosión del coronavirus, IAG siempre ha mantenido el apoyo del consenso del mercado al estimar los expertos que es la aerolínea del Viejo Continente con mejor posicionamiento para salir de la crisis. 

Los de Luis Gallego no han necesitado de una intervención pública para no quebrar, aunque el Estado si intervino Air Europea que será comprada por IAG, y ha sido capaz de autofinanciarse acudiendo al mercado con una ampliación capital exitosa de 2.400 millones de euros. 

La estrategia convenció al mercado, pero los brókeres comienzan a perder el optimismo y recortan sus consejos. El primero de ellos fue Berenberg que, tras tres años apoyando sin fisuras al valor, retiró su consejo de “comprar” hasta “mantener”.

El consenso sigue recomendando “comprar” 

Además, bajaron el precio objetivo a 12 meses hasta los 2,36 euros, por debajo de los 2,58 euros que marca el consenso del mercado, por lo que el potencial se reduce al 10 por ciento. 

Peel Hunt es otro de los brókeres que ha recortado la recomendación también hasta mantener señalando que es poco probable que los retornos aumenten lo suficiente como para compensar la subida del crudo. 

Publicidad

Pese a todo, la mayoría del consenso del mercado sigue instando a “comprar” acciones de IAG con un 66,5 por ciento de los expertos que recoge el panel de Bloomberg recomendando esta opción, por un 31 por ciento que prefiere “mantener” las posiciones en cartera y un 3,4 por ciento que aconseja “vender”. 

El potencial de revalorización a 12 meses es superior al 30 por ciento en base al precio actual de las acciones, sobre los 1,8 euros, el precio objetivo medio del consenso que se coloca en los 2,58 euros.

En portada

Noticias de