La tormenta de Siemens Gamesa se cierra con pérdidas de 403 millones de euros

Siemens Gamesa ha registrado pérdidas de 403 millones de euros que confirman los problemas detallados tras su tercer profit warning y mandan señales negativas al mercado

Siemens Gamesa ha presentado unos resultados definitivos para el periodo comprendido entre octubre y diciembre de 2021 que se ha saldado con pérdidas de 403 millones de euros.

La compañía de energías renovables ya había revisado a la baja sus estimaciones de resultados para este trimestre, el primero de su año fiscal 2022, cuando publicó su tercer profit warning en nueve meses, un movimiento que avivó las sirenas de opa de exclusión en un mercado que llamaba a la compañía matriz, Siemens Energy, a poner orden en la cotizada española.

Publicidad

De acuerdo a las palabras de la propia compañía, su desempeño se ha visto negativamente afectado por disrupciones en la cadena de suministro que han resultado en una inflación de costes mayor de la esperada, afectando principalmente a su segmento de aerogeneradores.

Pero a pesar de esta justificación, los malos resultados de la compañía han acabado pasando factura a su máximo responsable durante este tiempo convulso marcado por la escasa rentabilidad, provocando un cese de su CEO, Andreas Nauen, que fue anunciado tras el cierre de la bolsa ayer miércoles 2 de febrero.

Las cifras de la debacle de Siemens Gamesa

Reiterando "el impacto de los mayores costes sufridos" y la actualización de las difíciles condiciones de mercado a las que tendrá que hacer frente durante el 2022, Siemens Gamesa ha detallado en sus resultados que su ebitda durante los tres últimos meses de 2021 fue de -201 millones de euros.

Estos malos registros por parte de la compañía de energías renovables han llegado después de que sus ventas durante el primer trimestre bajaran un 20 por ciento hasta los 1.829 millones de euros, pese a que a la empresa ha terminado el trimestre con una entrada de pedidos de 2.472 millones de euros que supone un incremento del 8 por ciento interanual.

Publicidad
Publicidad

A 31 de diciembre de 2021, además, la deuda financiera neta del grupo era de -1.097 millones de euros, lo que supone un incremento de 622 millones de euros en su pasivo en comparación con el mismo periodo del año pasado.

En vista de las cifras reportadas durante este trimestre y el potencial impacto previsto de las condiciones de mercado en la fabricación y ejecución de proyectos, Siemens Gamesa ha ajustado sus guías para todo el año 2022, en el que ahora espera una reducción de sus ventas que oscile entre el 2 y el 9 por ciento, y un ebit que puede ser hasta un 4 por ciento inferior.

Las perspectivas de su nuevo CEO

Ante la dura realidad que reflejan las cifras de Siemens Gamesa y al incremento de actores del mercado que abogan porque su matriz, Siemens Energy, tome las riendas de la empresa española para corregir su rumbo y generar sinergias que reduzcan los costes de ambas compañías, la respuesta anunciada ayer fue el despido de Andreas Nauen.

En lugar de Nauen, Siemens Gamesa ha nombrado CEO a Jochen Eickholt, alemán nacido en Lage que comenzará a dirigir la empresa a partir del 1 de marzo y que hasta ahora era vicepresidente del Consejo de Administración y miembro de la Comisión Ejecutiva Delegada de la empresa.

El nombramiento de Eickholt, sin embargo, no ha convencido a los analistas de que el rumbo de Siemens Gamesa pueda corregirse sin una intervención mayor.

Publicidad

Rob Barnett, analista senior de Bloomberg Intelligence, aseguraba que "Eickholt se enfrenta a una serie de retos y dudamos que sea capaz de revertir una esperada caída de las ventas, o ayudar a la compañía a volver a la rentabilidad en 2022".

Por ello, Barnett que el cambio de liderazgo anunciado puede apuntar en la dirección que diversas fuentes del mercado llevan semanas apuntando como única solución viable, la aceleración de una posible adquisición por parte de Siemens Energy, que ya posee el 67 por ciento del fabricante de aerogeneradores.

La montaña rusa bursátil de Siemens Gamesa

La cotización de Siemens Gamesa había protagonizado una amplia recuperación tras el desplome vivido al anunciar la revisión de sus cuentas el pasado 21 de enero.

Las sirenas de opa y las estimaciones de que la prima sobre la misma podría llegar a ser del 30 por ciento elevaron el precio de las acciones en estas dos últimas semanas, que pasó de 16,29 euros hasta un máximo de 19,1 en cuestión de días.

Publicidad

La confirmación de estos malos resultados y la destitución del CEO del grupo, no obstante, hicieron sembrar el pánico entre los inversores en la apertura de la bolsa, que respondió a las noticias de la compañía con un recorte en su cotización del 2 por ciento.

Una hora más tarde de la apertura del parqué, sin embargo, Siemens Gamesa recuperaba hasta un 2,6 por ciento que volvía a colocarle por encima de los 19 euros, ante la idea de que el cambio de CEO sirva de anticipo a la opa de Siemens Energy.

En portada

Noticias de