IAG revive con los brotes verdes de Lufthansa. Ambas saben que están ante un espejismo

Lufthansa anima al sector aéreo y a IAG en particular tras anunciar que será rentable en el segundo trimestre. Después del verano, las aerolíneas se preparan para las turbulencias

Las acciones de International Consolidated Airlines Group (IAG) encadenaron una racha de tres sesiones al alza y superó la importante resistencia de los 1,3 euros, impulsadas por el avance preliminar de los resultados de Lufthansa.

Mientras los analistas no paran de empeorar sus previsiones para la recta final del año en el castigado sector aéreo, las compañías están aprovechando la temporada de verano para recomponer sus cuentas de resultados.

Publicidad

El avance de resultados de Lufthansa (los datos oficiales llegarán el 4 de agosto) mostró que la aerolínea alemana volverá en el segundo trimestre a la rentabilidad, con un beneficio operativo ajustado (ebit) de entre 350 y 400 millones de euros.

La horquilla supera con creces la estimación de 218 millones de euros que esperaba el consenso de analistas de Bloomberg. Además, el grupo ingresará 8.500 millones de euros, de nuevo por encima de los 7.330 millones esperados por el mercado.

Con estos números sobre la mesa, el consenso de expertos espera en el segundo trimestre un beneficio neto para Lufthansa de 174 millones de euros.

No será el caso de IAG, que volverá a perder dinero en un trimestre que estaba llamado a marcar la recuperación.

Publicidad
Publicidad

Los brotes verdes de Lufthansa

De las cifras presentadas por la aerolínea alemana se extraen algunos brotes verdes para endulzar el verano al sector.

Así, Lufthansa dijo que la ocupación de sus aviones fue particularmente alta en las clases premium y destacó el buen comportamiento de la división cargo.

La compañía también sacó partido al incremento en el precio de los billetes, lo que compensa con creces el incremento del precio de los combustibles que siguió a la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Racionalizar los planes de vuelo

De hecho, para racionalizar sus planes de vuelo, Lufthansa solo venderá en julio los asientos más caros. Por ejemplo, un vuelo de ida y vuelta Londres-Fráncfort tiene un precio de 1.000 euros.

Al igual que sucedió con IAG en Heathrow, Lufthansa también tendrá que lidiar con los descensos de capacidad en Fráncfort,

Publicidad

Así, el operador del aeropuerto alemán, Fraport, anunció su intención de reducir los despegues y aterrizajes por hora de 96 a 88, con la idea de estabilizar las operaciones.

En ese escenario, las grandes aerolíneas se sienten cómodas en medio del caos provocado por los retrasos y las cancelaciones.

Vienen curvas para IAG y el resto del sector

Con todo, las tendencias positivas detectadas por Lufthansa son poco más que un oasis en el desierto que los analistas esperan para este invierno. Las compañías se enfrentarán a una “recuperación turbulenta”, según dijeron los analistas de JP Morgan.

Los economistas del banco estadounidense redujeron los precios objetivo de las compañías que cubren (entre las que está IAG) a una media del 26 por ciento.

Publicidad

En concreto, el analista Harry Gowers dijo que las cancelaciones y los retrasos por la escasez de personal y las huelgas han colocado a las aerolíneas en riesgo de tener que pagar indemnizaciones.

Además, las presiones de la inflación junto con los precios del petróleo crean preocupaciones posteriores al verano, añadió el banco estadounidense.

De esta forma, JP Morgan recortó el precio objetivo de IAG desde los 1,95 hasta los 1,25 euros, lo que deja a la matriz de Iberia sin potencial alcista. Este precio es el más bajo de todo el consenso de analistas.

IAG trata de amarrar los 1,3€

Por el lado técnico, la mini racha alcista de IAG colocó a la aerolínea por encima de los 1,3 euros. Esta zona es clave para empezar a salir de la tendencia bajista, dijo el director de análisis de la revista Inversión, Josep Codina.

El panorama cambiará si IAG es capaz de volver a los 1,6 euros, aunque no será un camino de rosas, porque en estos 0,3 euros de distancia hay múltiples pequeñas resistencias, explicaron las fuentes consultadas.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de