IAG paga el pánico por la nueva variante del Covid

El pánico sembrado por una nueva variante del Covid ha provocado una fuerte volatilidad negativa en su valor

Nueva sacudida del coronavirus con el descubrimiento de una nueva mutación, y nuevo batacazo de un IAG que sigue sin remontar el vuelo ante los vaivenes de la pandemia.

Si las acciones del grupo de aerolíneas estuvieron cogidas con alfileres durante la última semana, en la que marcó la peor racha bajista en 22 años, la incertidumbre que seguía rodeando sus títulos ha terminado hoy de hundirla tras una semana de ligera recuperación.

Publicidad

En un inicio de la sesión bursátil donde la nueva variante sudafricana del virus sembró el pánico en los parqués, el IBEX 35 cayó un 3,29 por ciento para quedarse en 8.500 puntos, e IAG fue uno de los valores que más pagó el miedo a un nuevo episodio global de confinamientos, con correcciones que oscilaron desde el 10 hasta el 20 por ciento.

IAG (IAG)IAG (IAG)

0,000,00 %
1,13

Nuevas prohibiciones de viaje

La nueva variante sudafricana que ha provocado el caos en la jornada del viernes, bautizada como B.1.1.529, ha sorprendido a los científicos por su gran número de mutaciones y la posibilidad de que pueda burlar la protección que ofrecen las vacunas.

Ante el temor de la repetición de un escenario ya vivido tras la aparición de la variante delta, han sido varios los gobiernos de Europa que han decretado la prohibición de viajar tanto a Sudáfrica como a un conjunto de países vecinos en el cono sur del continente africano.

Publicidad

Ante esta reacción de ejecutivos como el israelí, las bolsas europeas han seguido el signo bajista marcado por las asiáticas y se han desplomado, siendo el sector turístico y específicamente el de las aerolíneas, uno de los más afectados.

Publicidad

Israel ya ha sido anteriormente el barómetro con el que se ha medido la fragilidad de los mercados ante las nuevas embestidas del coronavirus. El país de Oriente Medio es uno de los más avanzados con la vacuna, y, sin embargo, no le tiembla el pulso en cerrar fronteras a las regiones que considera de riesgo.

Su decisión del viernes de prohibir los vuelos desde el sur de África fue un primer signo negativo para las aerolíneas, y Bruselas se sumó rápidamente a la propuesta, pese a que todavía no la ha hecho oficial.

"La Comisión Europea propondrá, en coordinación estrecha con los estados miembros, activar el freno de emergencia para detener el tráfico aéreo desde la región del sur de África por la variante de preocupación B.1.1.529", informó en Twitter la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Quien sí anunció el cierre de forma oficial, también en Twitter, fue el ministro alemán de Sanidad en funciones, Jens Spahn, que declarará Sudáfrica como zona de riesgo por su nueva variante a partir de la misma noche del viernes.

El ministro señaló, además, que solo permitirá el ingreso de viajeros provenientes de Sudáfrica hasta la nación germana a ciudadanos alemanes.

Publicidad

IAG, al borde del precipicio

Tras las caídas de este viernes, las acciones de IAG cotizaron ligeramente por encima de los 1,6 euros, un nivel de soporte clave que frenó las correcciones en septiembre y cuya pérdida podría acelerar los desplomes.

La pérdida de esta referencia complicaría el panorama de la aerolínea. Según los analistas técnicos consultados por finanzas.com, los objetivos de caída están en los mínimos de septiembre del año pasado, en torno al euro por acción.

Los 1,6 euros que soportan a IAG son una zona clave para que el valor recupere la senda alcista, ya que coinciden con el 61,8 por ciento del retroceso de Fibonacci del tramo alcista previo: el que llevó a la cotización desde los entornos del euro por acción hacia los 2,6 euros.

Cualquier intento de remontada pasa primero por volver a recuperar los 1,6 euros, y luego buscar la zona psicológica de los 2 euros.

Publicidad

La volatilidad se extiende a todo el sector aéreo

IAG ha sufrido un desplome muy severo, pero no ha sido la única aerolínea en vivir los efectos de la oleada de miedo extendida entre las bolsas del mundo.

Lufthansa recortó hasta un 10 por ciento en su apertura, un patrón seguido incluso por operadores low cost como Ryanair, que cosechó una bajada cercana al 8 por ciento en el inicio de la jornada.

En líneas generales, el sector del turismo y los viajes en el Stoxx 600, han bajado en torno al 7 por ciento, y pese a que este segmento solo compone un 1 por ciento del índice europeo, está compuesto mayoritariamente por aerolíneas, que vuelven a pagar los platos rotos de un nuevo episodio de la pandemia.

En portada
Publicidad
Noticias de