España sostiene el rumbo de IAG: Iberia y Vueling aportarán la mitad del beneficio

Iberia y Vueling serán los motores de IAG en los próximos ejercicios. El mercado se queda frío después de que la aerolínea no ofrezca plazos concretos para el regreso del dividendo

España es una prioridad estratégica para International Consolidated Airlines Group (IAG), uno de los cuatro pilares sobre los que se sostiene el nuevo plan hasta 2026, según desveló la aerolínea en el día del inversor.

La compañía espera que sus negocios españoles, básicamente Iberia y Vueling, reporten un beneficio operativo (ebit) de más de 1.500 millones de euros en el medio plazo.

Publicidad

Esta cifra dobla los 737 millones de euros que ambas filiales aportaban antes de la pandemia, y suponen casi la mitad de los 3.300 millones de euros en beneficio operativo que el consenso de analistas espera para el conjunto de 2023.

En 2019, antes del coronavirus, la aportación de Iberia al beneficio operativo del grupo era de 497 millones de euros. Cuatro años después, la cifra casi alcanzó los 821 millones de euros.

Latinoamérica, mercado clave para IAG

El protagonismo de las filiales españolas no se podría entender sin la importancia de Latinoamérica, “un mercado en crecimiento y muy atractivo donde los hubs de IAG son los mejores posicionados”, dijo la compañía en la presentación a inversores.

Las cifras muestran que la contribución de los ingresos de Latinoamérica sobre los ingresos totales de Iberia es del 43 por ciento. Es decir, casi la mitad de la facturación de la filial española descansa en este mercado, donde IAG tiene una cuota del 32 por ciento.

La estrategia no puede estar más clara, pues como recordó la compañía, “las mejoras estructurales han proporcionado una plataforma para el crecimiento de Iberia en América Latina”.

Publicidad

Se trata de aprovechar, de manera orgánica, los vínculos culturales y la ventaja geográfica con Latinoamérica, pero sin olvidar a España, que es el mercado doméstico más grande de IAG.

Publicidad

En todos estos planes para los negocios españoles no entra Air Europa, cuya adquisición todavía está pendiente de la aprobación por las autoridades comunitarias, explicaron a finanzas.com en fuentes del grupo.

Los otros pilares del plan estratégico

Más allá de las compañías españolas, otro de los pilares estratégicos es British Airways, donde el grupo acelerará la inversión hasta los 750 millones de libras anuales hasta 2026 para mejorar los sistemas tecnológicos y otros 100 millones para mejorar la operativa.

En total e incluyendo la flota, la filial británica invertirá más de 7.000 millones de libras entre 2024 y 2026 en sus iniciativas de transformación.

Publicidad

Igualmente, IAG espera desarrollar su programa de fidelización (loyalty), que ofrece márgenes más elevados y necesita menos capital.

Respecto a los objetivos financieros cuantificables, el grupo de aerolíneas espera alcanzar unos márgenes de entre el 12 y el 15 por ciento, con una rentabilidad (ROIC o retorno sobre el capital invertido) de entre el 13 y el 16 por ciento, unas metas que la compañía consideró “realistas y alcanzables a medio plazo”.

El mercado se queda frío con el dividendo de IAG

Tras desvelar estos planes, las acciones de IAG cotizaron en el IBEX 35 con una caída superior al 3 por ciento, hasta situarse en el filo de los 1,8 euros.

La compañía aseguró que tiene planes para retomar el dividendo, aunque no ofreció fechas concretas y se limitó a recordar que el regreso se producirá cuando el balance sea robusto y sus planes de inversión estén avanzados.

Publicidad

La ausencia a más referencias sobre el dividendo, que era uno de los temas estrella de la agenda, dejó fríos a los inversores. "Quizás el mercado podría haber esperado más comentarios a corto plazo en lugar de a medio plazo", dijo Stephen Furlong, analista de Davy.

Sí es cierto que en la presentación a inversores, IAG hizo referencia a las recompras de acciones y dividendos especiales como posibles formas de devolver capital a sus accionistas.

No obstante, todo supeditado a que por el camino no se cruce una operación corporativa, como podría ser la adquisición de TAP Portugal.

"Estamos buscando consolidar la industria, pero una vez que hayamos examinado las oportunidades que existen para el crecimiento inorgánico, cualquier exceso de efectivo que tengamos, también buscaremos devolverlo a nuestros accionistas", dijo el director financiero Nicholas Cadbury.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

Publicidad
En portada

Noticias de