La retirada de Repsol en Italia allana el camino para el rebote

La retirada de Repsol en Italia apuntala la confianza de los expertos en el rebote de la petrolera

Los expertos que abogan por proyecciones alcistas para las acciones de Repsol, como que estas se disparen incluso por encima de los 20 euros a corto plazo, recibieron un chute de confianza esta semana, después de que el mercado diera por finiquitada la intención de la petrolera por hacerse con la italiana PLT Energía.

Así lo apuntaba, por ejemplo, Alfonso Batalla, analista de Renta 4, que señaló en su último informe sobre la compañía que "Repsol deja la puja por la compañía de generación eléctrica renovable italiana, PLT Energía", y que esto debería traducirse en un impacto positivo sobre la cotización de la cotizada del IBEX 35.

Publicidad

"Consideramos que la puja de 1.000 millones de euros (por PLT Energía) es una valoración excesiva que destruiría valor si se hubiese llegado a comprar", detalló Batalla.

REPSOL (REP)REPSOL (REP)

0,120,91 %
12,69

Repsol exprime al máximo el valor de sus activos

El pasado mes de junio, recordaba el analista del banco español, Repsol vendió el 25 por ciento de su negocio de generación de energías renovables al consorcio formado por EIP y Credit Agricole Assurance, por 905 millones de euros,

Esta venta, explicaba el experto, supuso vender por estos 905 millones de euros hasta 400 Mw de los 1.600 Mw de capacidad en energías renovables que la empresa tenía en ese momento.

Publicidad

Teniendo en cuenta esta venta del 25 por ciento y el precio al que oscilaba la posible compra de PLT Energía, por tanto, Batalla consideraba que Repsol hubiera destruido valor si la oferta se hubiera formalizado.

Publicidad

Y al dar por hecha su retirada, reiteró su recomendación de sobreponderar las acciones de la empresa, a las que asignaba un precio objetivo de 18,9 euros por acción.

Repsol, eso sí, ya demostró que es capaz de exprimir al máximo el valor de sus propios activos, como reflejó en la venta a EIG del 25 por ciento de su negocio de upstream por 4.800 millones de euros, una cifra que elevaba el valor conjunto de la división en 1.200 millones más que los 18.000 millones inicialmente planteados por el fondo de inversión norteamericano.

El consenso ratifica su postura alcista respecto a la compañía

La confianza mostrada por el experto de Renta 4 en el rebote de Repsol, asimismo, encajaba con una tendencia que, dentro del consenso de analistas, era mayoritaria.

A fecha del 20 de septiembre, el precio objetivo de Repsol se situaba en los 17,28 euros, gracias a las recomendaciones de compra emitidas por 25 de los 34 analistas de distintas firmas a cargo de monitorizar el rendimiento de la compañía.

Los 9 expertos restantes, cabe destacar, optaban por mantener una postura neutral respecto a la compañía, propiciando que los títulos de la petrolera no solo no cuenten con ningún consejo de venta, sino que incluso dentro de las recomendaciones neutrales, el potencial de rebote sea bastante alto.

Publicidad

Desde Banco Santander, por ejemplo, se reiteró este 20 de septiembre la posición neutral sobre Repsol, otorgándole un valor de 17 euros que no quedaba muy lejos del precio objetivo promedio establecido por el consenso.

Teniendo en cuenta la caída del 6,64 por ciento sufrido por las acciones de Repsol en los últimos cinco días, que llevó su precio hasta los 11,95 euros, la compañía española presentaba una oportunidad de rebote de hasta el 44,7 por ciento.

Una posibilidad de retorno muy jugoso para una compañía que este año, a pesar de las caídas recientes, acumula una revalorización de cerca del 12 por ciento, y que cuenta con el apoyo de inversores de calado, como las sicavs supervivientes.

En portada
Publicidad
Noticias de