Repsol vende a EIG el 25% de su negocio de upstream por 4.800 millones

Repsol vende el 25% de su negocio de producción y exploración de petróleo al fondo de inversión estadounidense EIG, y contempla su salida a bolsa a partir de 2026

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol

Repsol confirmó los rumores del mercado y anunció la venta del 25 por ciento de su negocio upstream de exploración y producción de petróleo al fondo de inversión estadounidense, EIG, por 4.800 millones de dólares.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en la mañana del 7 de septiembre, antes de la apertura de mercado, la petrolera española apuntó que "la transacción impulsará el foco de Repsol Upstream como una compañía eficiente y resiliente, con una mayor preponderancia del gas en las operaciones y mayor peso del negocio en Estados Unidos".

Publicidad

De acuerdo a este mismo comunicado emitido por la empresa, el valor de la oferta de 4.800 millones de dólares implica valorar el conjunto del negocio de upstream en 19.000 millones de dólares, una cifra que Repsol señaló que está "sustancialmente por encima de las valoraciones del consenso de analistas".

REPSOL (REP)REPSOL (REP)

0,070,60 %
11,81

Del pago total de 4.800 millones de dólares, 3.400 millones corresponden al valor de las acciones, mientras que 1.400 millones de dólares corresponden a la reducción de deuda neta.

El pago de 3.400 millones de dólares de EIG al Grupo Repsol incluirá un pago inicial del 70 por cierto al cierre de la transacción y el 30 por ciento restante a abonar en tres cuotas anuales iguales durante los próximos tres años.

Publicidad

La petrolera española, asimismo, indicó que, con su venta, el negocio de exploración y producción de petróleo se reestructurará bajo una sola entidad que mantendrá la plantilla, el equipo de dirección y el plan de negocios existentes, y contemplaba la posibilidad de una salida a bolsa del negocio en EEUU a partir del año 2026, "siempre que se den las condiciones de mercado necesarias".

Publicidad

Repsol, añadía el comunicado, seguirá controlando el vehículo en su condición de accionista mayoritario, y seguirá consolidándolo dentro de las cuentas del Grupo Repsol.

Repsol saca partido a su cartera

“Este acuerdo pionero nos permite mantener el sentido estratégico de la unidad de Upstream y, a la vez, impulsar la transformación de la compañía y su perfil multienergético para alcanzar cero emisiones netas en 2050”, afirmó Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, en una nota de prensa de la compañía.

La información acerca de esta venta, como se mencionaba anteriormente e informó finanzas.com, ya se hizo pública el pasado junio, cuando un informe de Reuters puso sobre la pista de la operación.

De acuerdo a esa misma información, EIG había presentado a la compañía española una oferta no solicitada que valoraba el negocio de producción y exploración de gas y petróleo de Repsol entre los 14.000 y los 18.000 millones de euros, incluyendo la deuda asociada a los mismos, por lo que un acuerdo de venta del 25 por ciento podría elevarse hasta los 3.500 o 4.5000 millones de euros.

Repsol, por tanto, logró cristalizar esta venta a un mayor importe del que se estimaba inicialmente, y cerró una nueva transacción de éxito en el mercado.

Publicidad

Y lo hizo menos de dos meses después de vender una participación en su negocio de renovables, que también fue del 25 por ciento, por 905 millones, a EIP y Crédit Agricole.

Repsol también vende activos petrolíferos en Canadá

La intención de Repsol de sacar el máximo rédito posible al buen momento que atraviesan el petróleo y el gas está clara, y de acuerdo a la información publicada por Reuters, la empresa española también acordó la venta de tierras productoras de ambas materias primas en Canadá.

Según apuntaba la agencia de noticas británica, Repsol acordó la venta de unos 38.000 acres netos a la empresa canadiense, Teine Energy, que cuenta con el respaldo de la Junta de Inversiones del Plan de Pensiones de Canadá.

La operación reportaría un beneficio de unos 400 millones de dólares canadienses (306 millones de euros), y podría contar con la aprobación de los órganos supervisores y de regulación a finales de septiembre, de acuerdo a las fuentes consultadas por Reuters.

Esta nueva venta, al igual que la confirmada por la empresa de su negocio de upstream, permitiría a Repsol continuar desviando efectivo y esfuerzos hacia regiones de esquisto más prolíficas, así como seguir impulsando las inversiones en energías renovables, apuntaban esas mismas fuentes.

Las acciones de Repsol abren sin grandes cambios

En una nueva apertura de jornada negativa para el IBEX 35, las acciones de Repsol comenzaron a cotizar sin grandes cambios en su precio, dejándose cerca del 0,5 por ciento tras dibujar un ligero ascenso durante los primeros minutos.

Al hilo de la operación, desde Bankinter valoraban que la operación "tiene sentido estratégico" porque permite a la petrolera mantener la mayoría en un área clave, a la vez que consigue cristalizar su valor en un momento propicio para la venta, dado el elevado precio del gas y el petróleo.

La venta, apuntaban también desde la entidad financiera, permitirá a Repsol crecer en su área de renovables, sin elevar su apalancamiento.

"En definitiva, estimamos un impacto positivo, pero moderado, porque es similar a lo anunciado en julio", concluían desde el banco.