El mercado subestima el potencial de Meliá

Los analistas de UBS calculan un potencial del 22 por ciento para Meliá y destacan el fuerte aumento de las reservas

Las acciones de Meliá Hoteles se anotaron una subida en enero del 13 por ciento, pero la maquinaría alcista todavía tiene fuelle para seguir acelerando el rebote.

“Creemos que el consenso subestima la recuperación de Meliá”, argumentaron los analistas de UBS en un reciente informe. En su opinión, la cadena hotelera descuenta un precio objetivo de 8,9 euros, lo que supone un margen de subida del 22 por ciento respecto a lo precios actuales.

Publicidad

Amadeus y Meliá ofrecieron las primeras pistas de lo que podría ser este año la recuperación del sector turístico tras el shock provocado por la variante ómicron de coronavirus. Y las perspectivas son alentadoras.

A pesar de que ómicron afectó a los viajes y la movilidad a escala global, Meliá ha reabierto la mayoría de los hoteles y sus datos más recientes muestran que las reservas “aumentaron notablemente”, dijeron los expertos del banco suizo.

Incremento de las reservas de Meliá en zonas turísticas

Es cierto que los resultados del cuarto trimestre que la cadena presentará el 28 de febrero aún mostrarán el impacto del virus.

No obstante, las reservas para el verano están actualmente por encima de los niveles de 2019 en las zonas turísticas y se ven “fuertes tendencias en los precios”, argumentaron las mismas fuentes.

Publicidad
Publicidad

“Creemos que hay una demanda acumulada en el turismo y señales de recuperación incipientes para los viajes corporativos”, añadieron en UBS.

Otre tema importante que destacaron los expertos es que la cadena hotelera ya alcanzó desde julio el ‘break even’ o punto de equilibrio en términos de caja, es decir, fue capaz de frenar la salida de efectivo.

MELIA HOTELS (MEL)MELIA HOTELS (MEL)

0,131,89 %
6,74

Debilidad convertida en oportunidad

En el saldo acumulado hasta septiembre, Meliá tenía una liquidez en caja de 439 millones de euros, cantidad superior a la que había antes de la pandemia. De acuerdo con los analistas de Bankinter, no se prevén consumos de caja significativos en los próximos trimestres.

Para los analistas de UBS, la debilidad que han mostrado las acciones de Meliá supone “una oportunidad” siempre y cuando lo contratiempos que genere el coronavirus sean temporales.

“Los casos en las últimas semanas están comenzando a estabilizarse, y globalmente los consumidores parecen menos preocupados”, argumentaron en la entidad suiza.

Publicidad

En todo caso, el consenso de analistas de finanzas.com no se muestra tan optimista con Meliá y calcula un mínimo potencial de subida del 0,6 por ciento.

Las tres ventajas competitivas de Meliá

Para argumentar su apuesta por la cadena hotelera, las mismas fuentes identificaron tres ventajas competitivas que pueden impulsar al grupo de la familia Escarrer.

En primer lugar, se trata de un líder mundial en el sector turístico que está bien posicionado para aprovechar la recuperación de la demanda por ocio.

Uno de sus mercados claves es España, un destino percibido por los clientes como “relativamente seguro” frente a otras zonas turísticas del mediterráneo donde el tiempo de vuelo es mayor o en las que existe más miedo al virus.

Publicidad

Por otro lado, el éxito del motor de reservas propio de Meliá implica que la cadena tiene un mayor poder para fijar los precios.

De hecho, ya es el canal preferido por sus clientes para hacer reservas, lo que está permitiendo al grupo esquivar las comisiones de los touroperadores.

Finalmente, en UBS esperan un crecimiento a largo plazo para los eventos corporativos de tamaño mediano.

El teletrabajo ha llegado para quedarse con la pandemia, pero precisamente por esto, cada vez será más necesario hacer este tipo de eventos, de manera que las empresas no pierdan el contacto personal con sus clientes.

Los riesgos a tener en cuenta

Con todo, en el banco suizo también reconocieron que los inversores en Meliá se enfrentan a “riesgos notables”. Entre ellos identificaron el carácter cíclico de la industria hotelera y la fuerte competencia.

Además, se trata de un sector con elevados costes fijos, en el que las compañías no reaccionan con facilidad ante las caídas de la demanda.

Publicidad

Igualmente, “Meliá ha llevado a cabo una expansión internacional en mercados emergentes y tiene exposición a Cuba”, explicaron en UBS.

Sin olvidar que la economía española presenta notables desequilibrios que podrían generar volatilidad en el panorama macroeconómico.

En portada
Publicidad
Noticias de