BBVA ató el ERE por 360 millones más de lo previsto para acelerarlo

BBVA podría haber firmado el ERE por 600 millones en lugar de 960. Así que los inversores reciben a disgusto el acuerdo con los sindicatos

BBVA anunció el martes al cierre de mercado que alcanzó un acuerdo con los sindicatos para llevar a cabo un despido colectivo (ERE) de 2.935 empleados.

Se trata de una cifra muy por debajo de los 3.800 inicialmente planteados por la entidad española, ante las críticas del Gobierno de Pedro Sánchez a la oleada de despidos en el sector bancario.

Publicidad

Pero ese no ha sido el capítulo que más ha sorprendido a los inversores, sino su coste.

En concreto, la entidad de origen vasco ha cifrado en 960 millones (antes de impuestos) el gasto que va a suponer el programa de recortes, de los cuales 720 millones se corresponden con los despidos.

Otros 240 millones sufragarán el cierre de las 480 oficinas que contempla el plan.

El ERE de BBVA tiene unos costes superiores a lo esperado

Se trata de una cifra muy superior a los 600 millones después de impuestos (800 millones antes de impuestos) que había estimado JP Morgan y a los 587 millones que había calculado Barclays.

Asimismo, esta cantidad duplica los 450 millones que había proyectado también Nagore Díez, experta en banca de Norbolsa.

Publicidad
Publicidad

“Yo tenía bastantes menos costes. Por eso a mi me ha sorprendido”, apunta esta experta.

Quizá por ello, las acciones de la entidad caían más de un 1,5 por ciento en bolsa el miércoles por la mañana.

El motivo de esta cifra tan alta es, según Díez, que la entidad quiere aprovechar la liquidez obtenida por la venta del negocio en los Estados Unidos para recortar los gastos al máximo posible.

“Probablemente, han aprovechado las plusvalías de los Estados Unidos, se han envalentonado y han dicho ‘vamos a hacerlo ya’”.

Publicidad

BBVA ahorrará 250 millones anuales

De hecho, el ahorro de costes que se va a producir por este programa es significativo, de unos 250 millones de euros anuales a partir de 2022 (de los que 220 se corresponden con gastos de personal) y unos 65 millones ya en 2021.

“Este programa de eficiencia le va suponer ahorrar 250 millones de euros anuales, que es entorno a un 8 por ciento de los gastos de explotación que tenemos estimados para 2021 y supondrá mejorar la rentabilidad. A medio-largo plazo la noticia es positiva para la acción más allá de los gastos de reestructuración”, apunta por su parte Nuria Álvarez, de Renta 4.

Si bien, ni Álvarez ni Díez creen que al BBVA le quede mucho más potencial bursátil después de la recuperación vivida por el valor este año.

“Estamos prudentes con las subidas. Las cotizaciones están recogiendo toda la parte positiva del sector y el recorrido es limitado. A la hora de modelizar y cambiar estimaciones, ya están recogiendo el escenario de recuperación. Tampoco te puedes poner mucho más optimista en términos de recuperación”, asevera Álvarez.

Publicidad

Los analistas ven poco potencial a BBVA

Lo mismo sucede con los analistas de Barclays, que han recortado sus perspectivas de ganancias para 2021 y 2022 en un 14 y un 2 por ciento respectivamente por culpa de este programa de eficiencia.

De hecho, la entidad anglosajona tiene un precio objetivo para la acción de 4,7 euros, por debajo de los 5,2 a que cotiza actualmente.

En su caso, Barclays cree que el mayor riesgo para la entidad (que cotiza a diez veces los beneficios esperados de 2022, en línea con el sector) es su posicionamiento en los mercados emergentes (muy volátiles).

Cree que el banco debería incrementar su posicionamiento en España a través de alguna operación corporativa.

Sin embargo, también hay quien ve con buenos ojos a la entidad. Es el caso de JP Morgan, que sitúa a BBVA como su banco favorito de toda la península ibérica, le da un precio objetivo de 6,60 euros y recomendación de sobreponderar.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de