Claves para que Repsol salga de la cola del IBEX 35

Repsol cerró el primer trimestre de 2023 siendo uno de los peores valores del IBEX 35, pero mantiene la confianza de los inversores respecto a su capacidad de recuperación bursátil

El cierre del primer trimestre del 2023 dejó un listado de rendimientos del IBEX 35 en el que Repsol, que en 2022 fue uno de los tres mejores valores del índice, pasó a ocupar las últimas posiciones de esta clasificación.

Y es que, desde el inicio del año hasta el 31 de marzo de 2023, Repsol perdió casi un 5 por ciento en el valor de sus títulos, siendo el cuarto peor valor del selectivo español.

Publicidad

La petrolera, por tanto, únicamente quedó por delante de Merlín Properties, que se dejó un 8 por ciento, así como de Grifols y Bankinter, que tuvieron sus particulares viacrucis durante los tres primeros meses de este año, hundiéndose un 15 y un 16 por ciento, respectivamente.

A ojos de múltiples voces dentro del mercado, no obstante, la caída protagonizada por Repsol debería entenderse como un simple bache en su camino. Un tropezón, argumentaron, que se produjo tanto por la recogida de beneficios de muchos accionistas tras los grandes resultados de la compañía, como por los ataques de pánico que causaron las opciones de entrar en recesión durante el 2023.

Bajo esta premisa, los expertos apuntaron que Repsol cuenta con argumentos de peso para cimentar su subida, y reiteraron su confianza en que las acciones de la compañía recuperen su vigor durante el resto del año.

A fecha del 31 de marzo, y una vez consumado el ligero descenso de la empresa desde inicios de año, el potencial de retorno de Repsol hasta alcanzar su precio objetivo era del 27,3 por ciento.

Repsol cuenta con solidez para elevar sus dividendos y sus recompras

"Después de que los elevados precios de los hidrocarburos y los márgenes récord del refino en 2022 hicieran que Repsol dejara atrás lo peor de la recesión pandémica, vemos un potencial alcista del BPA en el primer trimestre de más del 5 por ciento, en contraste con lo esperado por el consenso", explicaron desde Bloomberg Intelligence.

"La empresa es una de las mejor posicionadas para beneficiarse de unos márgenes sólidos en un mercado de destilados intermedios ajustado, dada su elevada exposición a la distribución, mientras que el descuento del 15 por ciento en el PER con respecto a sus homólogas parece difícil de justificar", añadieron.

Publicidad
Publicidad

Por ello, pese a conceder que los beneficios de 2023 serán inferiores a los de 2022, los expertos de la firma de análisis norteamericana mostraron su optimismo respecto a las opciones de rebote de Repsol.

Y sobre la base de este optimismo, indicaron que Repsol "tiene capacidad para aumentar su retribución al accionista y sus recompras".

En este sentido, la compañía ya anunció durante la última semana de marzo que propondrá un incremento en sus dividendos de cara a la próxima Junta de Accionistas.

Publicidad

Así pues, mientras que Repsol abonará 0,35 euros por acción en el pago de dividendos a cuenta del 2022 que desembolsará el próximo julio, el primer pago con cargo a 2023 será de 0,375 euros por título.

Un ligero incremento que marca la primera subida desde 2020 en este pago directo a los accionistas.

Repsol, por tanto, ya está haciendo buenas las previsiones de los analistas, que como explicó finanzas.com a principios de marzo, no solo previeron este aumento en el dividendo, sino también que la compañía actualice su plan estratégico a lo largo del 2023.

La mayoría del consenso apuesta por Repsol

Las buenas sensaciones respecto a la empresa, de hecho, provocaron que uno de los pocos analistas que estaba posicionado en contra de las acciones de Repsol, Alessandro Pozzi, de Mediobanca, cambiara el 31 de marzo su recomendación de venta, pasando así a una postura neutral respecto a las mismas.

Publicidad

Con este movimiento llevado a cabo por Pozzi, tan solo Elif Binici, de Alphavalue, mantenía una recomendación de venta sobre los títulos de Repsol, a fecha del 31 de marzo.

La confianza en Repsol, asimismo, no llegó tan solo de parte de los expertos, sino también de los fondos de inversión.

Y es que, como se explicó en Social Investor y en Economía Digital, Repsol sufrió la retirada de un fondo de pensiones danés bajo el argumento de que "no estaba haciendo suficiente en materia ESG".

A los días, sin embargo, la petrolera recibió el espaldarazo de dos grandes fondos alemanes, después de que la Comisión Europea alargara la vida de los motores de combustión, al permitir el uso de los combustibles sintéticos como una solución para la descarbonización del transporte. 

Repsol, en definitiva, podrá seguir exprimiendo su negocio base mientras invierte en energías renovables, y hará esto desde un escenario base que le permitirá seguir recompensando a sus accionistas, incluso aunque bajen sus beneficios.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de