La banca de inversión enfría las expectativas del proyecto estrella de Ferrovial

Las buenas perspectivas de Ferrovial tras la entrada en el JFK de Nueva York se enfrían ante la falta de visibilidad sobre cuándo rentabilizará su inversión

Ferrovial logró acaparar el optimismo del mercado el pasado 7 de junio, gracias a la oficialización de su acuerdo con Carlyle para hacerse con parte del consorcio encargado de diseñar, construir y operar la nueva Terminal 1 del Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York hasta el año 2060.

La cotizada del IBEX 35, sin embargo, perdió fuelle desde esa fecha hasta hoy, registrando una bajada del 4,95 por ciento que ahora, además, se topa con un jarro de agua fría respecto a la transacción y su impacto en el futuro de la compañía, proveniente de la banca de inversión.

Publicidad

Tanto Barclays como JP Morgan hicieron públicas recientemente sus perspectivas acerca de la operación en cuestión, coincidiendo en definirla como prometedora, pero dejando claro en sus opiniones que prefieren mantener la calma ante el desconocimiento sobre el retorno a largo plazo que tendrá esta inversión.

Ferrovial, mientras tanto, extendió el jueves 16 de junio su ligero descenso bursátil, cerrando la jornada con una caída del 0,76 por ciento que dejaba sus acciones en los 23,55 euros.

FERROVIAL (FER)FERROVIAL (FER)

0,000,00 %
24,12

Publicidad

Barclays no tiene paciencia con Ferrovial

"El proyecto del aeropuerto JFK de Nueva York parece prometedor, pero es probable que su valor tarde en materializarse", afirmaba Barclays en las primeras líneas de su informe acerca de la operación cerrada por Ferrovial.

El banco británico, por tanto, admitía el potencial de esta operación en suelo norteamericano, que encandiló a muchos analistas por el potencial cúmulo de beneficios que puede dejar en las arcas de la empresa española.

Publicidad

El problema para la entidad financiera, no obstante, era el plazo estimado por el mercado hasta que esta inversión comience a proporcionar réditos, que en Bloomberg Intelligence fechaban a partir de 2027. Una previsión que a Barclays parece quedarle demasiado lejos.

"Nos gusta la naturaleza no regulada del activo, sin límite aparente en los rendimientos, mientras que el peor de los casos se limita probablemente al capital comprometido. No obstante, los rendimientos tardarán en evaluarse", reiteraba el banco británico.

En consecuencia, Barclays ratificó su postura neutral ante las acciones de Ferrovial, que solo cuentan con 5 posturas de este signo frente a 15 de compra.

La entidad financiera también dejó sin variaciones el precio objetivo asignado a los títulos de la empresa española, unos 29 euros que, a pesar de todo, se mantienen cerca de los 29,81 euros fijados por el promedio del consenso de analistas.

Publicidad

"En el peor de los casos, Ferrovial habría invertido 1.140 millones de dólares, o el 5 por ciento de la capitalización bursátil. El mejor de los casos es más difícil de evaluar en esta fase. La creación de valor podría ser significativa si la ejecución va bien y el tráfico crece, dado que no hay límite aparente en los rendimientos, pero probablemente solo lo sabremos en 2026", concluía el análisis de Barclays.

La paradoja de JP Morgan

En contraste con la cautela de Barclays acerca del tiempo necesario para tener más visibilidad acerca del rendimiento que otorgará la entrada en el JFK, JP Morgan optaba por centrarse principalmente en los aspectos positivos de esta irrupción en el suelo aeroportuario estadounidense.

"Aunque se han dado pocos detalles sobre los resultados financieros esperados de la terminal, pensamos que la adquisición es estratégicamente sensata, teniendo en cuenta el riesgo limitado de inflación en el gasto de capital, los ingresos ligados al IPC, y la alta exposición al ocio, con el JFK como puerta de entrada internacional número uno en los Estados Unidos", argumentaba el banco norteamericano.

JP Morgan también explicaba que la entrada en el aeropuerto JFK estaba estratégicamente alineada con el plan estratégico 2020-2024 de Ferrovial, a la vez que destacaba que "la nueva Terminal 1 también reforzará la sólida posición del aeropuerto como mayor puerta de entrada internacional de Estados Unidos".

Publicidad

La paradoja del banco de inversión norteamericano, no obstante, se encontraba en el hecho de que, a pesar de esta enumeración de datos prometedores, JP Morgan optaba por mantener una postura neutral similar a la de Barclays, con un precio objetivo incluso inferior, al quedarse en los 27 euros.

Así pues, Ferrovial tiene ante sí un diamante en bruto cuyo potencial pone de acuerdo al mercado. Las divergencias acerca de cuándo será capaz de obtener beneficios del mismo, sin embargo, hacen que algunas entidades prefieren mantener la calma antes de cambiar su criterio respecto a la empresa española.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de