Amazon reta a Telefónica por la conquista del fútbol

La irrupción de la multinacional norteamericana en la pugna por emitir un paquete de partidos de la liga de fútbol española mete presión a Telefónica

Amazon prepara una ofensiva con la que arrebatar el monopolio de los derechos televisivos del fútbol español a Telefónica.

La multinacional del comercio electrónico tiene en las retransmisiones deportivas una vía para la diversificación de su negocio.

En los Estados Unidos ya cuenta con los derechos de algunos de los principales partidos de la liga profesional de fútbol americano (NFL) y del torneo US Open de tenis, adquiridos a finales del año pasado.

En noviembre, la copa de Naciones de Otoño de rugby se pudo ver íntegramente a través de Prime Video, la plataforma de contenidos audiovisuales de la compañía de Jeff Bezos.

El foco, ahora, está en el deporte más seguido del mundo, y la intención de la compañía pasa por hacerse con algunos de los principales torneos que más espectadores consiguen reunir frente a las pantallas.

Ofensiva por el fútbol europeo

Aquí entran en juego desde competiciones de fútbol continental como ligas domésticas.

Amazon consiguió los derechos para retransmitir en diciembre los partidos del conocido Boxing Day, un día simbólico para el fútbol profesional inglés ya que se juega una jornada de Premier League -el mayor torneo británico- mientras en otros países los equipos disfrutan de las vacaciones de Navidad.

Publicidad
Publicidad

La multinacional pagó más de 100 millones de euros por unos pocos partidos, pero consiguió irrumpir en un mercado que dominaban los operadores BT Sports y Sky Sports.

En Alemania, Amazon retransmitirá a partir de la próxima temporada 2021/2022 los partidos de la Champions League, la mayor competición de clubes del mundo.

“Estamos deseando que llegue una de las competiciones más prestigiosas. Estamos encantados de poder mostrar a nuestros clientes en Alemania los mejores partidos de cada martes”, dijo Alex Green, director de deportes de Prime Video.

El acuerdo se extenderá durante tres años, hasta 2024, en una operación similar a la que realizó en Italia, donde la plataforma consiguió los derechos de 16 partidos de Champions para otro ciclo de tres años. En este caso, la cantidad abonada por la multinacional oscila los 80 millones por temporada.

Publicidad

Presión a Telefónica

La última maniobra de Amazon pasaría por hacerse con un paquete de tres partidos por jornada de la liga española de fútbol, otra de las competiciones más seguidas a nivel mundial. Sin embargo, aún habrá que esperar para ver los partidos a través de Prime.

“Estamos hablando de derechos a partir de la temporada 2022-2023”, explica Juan Peña, analista de GVC Gaesco.

En unas negociaciones que apenas han comenzado, la compra de este paquete afectaría a Telefónica, principal operador de la liga española a través de Movistar, a la que asestaría un duro revés de hacerse finalmente con los derechos. 

“El impacto es difícil de medir ya que aún no se ha concretado nada. Lo que sí sabemos es que la Liga está buscando nuevas vías de monetización de su producto y sabe que las compañías de telecomunicaciones no van a poder afrontar inflación de costes por estos derechos”, detalla Juan Peña.

Publicidad

“Incluso van a buscar una rebaja de los mismos”, precisa el analista, que considera que después de que plataformas como Amazon o DAZN hayan adquirido derechos sobre el fútbol en otros países, “la evolución natural es que entren en España”.

Telefónica, por el momento, declinó hacer comentarios a las preguntas de finanzas.com.

Efecto colateral sobre Orange

Si bien Telefónica es el principal operador, también tendrá que definir su posición Orange, otra de las implicadas en la retransmisión de la liga española y que sufraga alrededor del 25 por ciento de los costes totales que paga la compañía que dirige José María Álvarez-Pallete.

“Si finalmente Orange decide no adquirir los derechos, pondría a Telefónica en una posición complicada ya que el desembolso sería mayor, aunque tendría un producto exclusivo y único”, apunta Juan Peña.

La guerra por los derechos del fútbol ya propició el abandono de Vodafone, otro de los grandes operadores europeos, que lleva varios años sin entrar en la puja.

Publicidad

La CNMC echa más leña al fuego

En cualquier caso, la entrada de Amazon dependerá en gran parte del montante que esté dispuesto a afrontar por los derechos, de la capacidad que tenga para la captación de nuevos clientes en el mercado español y de la aceptación de los reguladores del mercado mayorista, en este caso, la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC).

Este viernes, el organismo pidió a la Real Federación Española (RFEF) que modificara varios puntos de su propuesta de comercialización de los derechos de la ‘Primera RFEF’, la tercera división del fútbol español -por debajo de las dos competiciones que gestiona LaLiga- de cara al presente ciclo 2021-2024.

Una advertencia que llega ante la posibilidad de que las negociaciones puedan perjudicar las ofertas de los operadores locales, más pequeños que Telefónica, pero que refleja la complejidad y el cúmulo de factores que rodean los derechos televisivos del fútbol.

En portada
Publicidad
Noticias de