Telefónica "se mete más en la vida del cliente" para justificar sus tarifas

Telefónica diversifica con Movistar Música y prestando más dinero para mantener sus "altos ingresos" por cliente

Telefónica lanzó este lunes en España Movistar Música, un servicio de música en streaming con más de 50 millones de canciones sin publicidad. La comercializará a través de dos modalidades (Lite y Premium, a un precio de 4,99 euros y 9,99 euros al mes, respectivamente).

El lanzamiento de esta especie de Spotify de Telefónica (que lanzó con anterioridad en sus mercados de Latinoamérica) coincide con la ampliación del servicio de préstamos personales de la casa, Movistar Money, en el que ha incrementado el importe de crédito disponible para los clientes de Movistar hasta los 5.000 euros.

Publicidad

Si bien, estos no son los primeros intentos de la compañía de diversificar su actividad. Telefónica ya llegó a un acuerdo con Prosegur a finales de 2019 para entrar en el negocio de la seguridad a distancia ofreciendo alarmas a sus clientes de Movistar, por ejemplo.

Telefónica multiplica el lanzamiento de servicios complementarios

En todo caso, más que diversificar el negocio, los expertos consultados enmarcan el lanzamiento de estos servicios complementarios al negocio principal (de la telefonía) con un intento de incrementar la fidelidad de los clientes y de justificar las elevadas tarifas que éstos pagan (en comparación con los clientes de las operadoras de bajo coste)

“Es un complemento al portafolio de productos de Telefónica. Como Movistar cuenta con una base de usuarios bastante numerosa, busca apalancarse en la misma para poder aportar un nivel de cobertura a las necesidades de sus clientes en diferentes aspectos del ocio y los servicios”, explica José Ramón Ocina, analista de Mirabaud.

De este modo, este tipo de productos permiten a Telefónica defender la cuota que están cobrando mensualmente a los clientes, a juicio de este experto. “Con este tipo de complementos a su paquete de servicios, justifican la tasa mensual que están pasando a los clientes”, dice.

Publicidad
Publicidad

Telefónica tiene un elevado diferencial de ingresos por usuario

Iván San Félix, analista de Renta 4, explica: “Telefónica busca ofrecer una gama cada vez más amplia de servicios a sus clientes y mantener unos ingresos por usuario más altos que el resto. De hecho, Telefónica tiene un diferencial de ingresos por usuario muy grande".

"Asimismo, cada vez está un poco más metida en la vida del cliente a través de este tipo de servicios. Es difícil cuantificar qué aportación puede tener esto en las cuentas pero es parte de la estrategia para defender su posicionamiento, para evitar que haya bajas de usuarios y para tener al cliente cada vez más enganchado a la compañía”.

Por eso, ambos analistas descartan que este tipo de nuevos negocios vayan a suponer una variación importante de los ingresos en el corto plazo. “Será una cosa marginal”, dice Ocina.

Más bien al contrario, la evolución de la cotización va por otros derroteros.

En concreto, la compañía está en estos momentos en un proceso de reducción de su balance y de desinversiones, tras haber completado dos operaciones relevantes en las últimas semanas encaminadas a reducir de manera importante su deuda financiera (la fusión con Virgin Media en Reino Unido y la venta de torres de Telxius, que le permitirán reducir la deuda en 9.000 millones de euros).

Publicidad

Los inversores, pendientes de la reducción de la deuda

“Son desinversiones ya anunciadas, no es sorpresa, pero dan visibilidad al proceso de reducción de la deuda. El siguiente paso es mejorar la generación de caja y que, a posteriori, sean los flujos que se generan en las operaciones los principales catalizadores para la reducción de la deuda", dice Ocina.

En este sentido, "cabe esperar una normalización de su base de operaciones, muy afectada por la pandemia, especialmente en el segmento corporativo, de manera que la generación de caja de forma orgánica se consolide. Esto también estará ligado a la mejora de las perspectivas económicas de España, el Reino Unido, Alemania y Brasil”, añade este analista, que tiene el valor en recomendación de compra.

También San Félix es positivo respecto a la cotizada: “Con las operaciones ha reducido la deuda de una forma bastante importante y debería estar cada vez más en la cabeza de los inversores, que siempre la han penalizado por una deuda demasiado elevada. Además, aún tiene alguna operación más pequeña pendiente de cristalizar, como la posible venta del cable o de algo en Latinoamérica para mejorar aún más la situación financiera”, dice.

Por ello, San Félix tiene a la compañía en “sobreponderar” a un precio de 5,70 euros. “Es un precio un poco alto, difícil de ver pero, poco a poco. Ahora Telefónica tiene que demostrar que puede crecer en contra de lo que se dice en el sector”.

Publicidad
En portada
¿Quién manda en la ESG?

La segunda mesa de debate del foro Social Investor contó con Luisina Berberian (S&P Global Ratings), Mckenzie Ursch, (Follow This), Alberto Andreu (DIRSE) y Severiano Solana, (Caixabank)

Noticias de