Miquel Barceló instala su Arca de Noé

Bajo el título «Miquel Barceló. El Arca de Noé», la capital salmantina ofrece desde ayer un recorrido inédito a través de las obras creadas en los últimos diecisiete años por el artista mallorquín, diseñador del logotipo del VIII centenario de la Universidad de Salamanca (USAL), «inspirado ?reveló Barceló? en la iconografía de los dragones y la escritura renacentista, porque representan algo dinámico y vital pero que remite a la Edad Media». Un total de 80 obras, en gran parte inéditas y muchas de ellas concebidas en los últimos cinco años, devuelven a la escena expositiva a Barceló ?no exponía desde 2010?, quien considera «un honor, seguramente excesivo» que su nombre «se ligue» a la Universidad de Salamanca.

El artista malloquín, junto a una de sus pinturas
El artista malloquín, junto a una de sus pinturas- DAVID ARRANZ

La colección, distribuida en distintas salas y emplazamientos de la Universidad y en la Plaza Mayor de Salamanca hasta el 1 de octubre, consta de creaciones realizadas en distintas técnicas (pintura, escultura, dibujo y performance), que muestran la mutabilidad constante de la obra del artista mallorquín, tal y como él mismo reconoció y cuyo extenso trabajo se caracteriza por una sorprendente riqueza formal e iconográfica. Enmarcada en los actos del VIII centenario de la USAL con el patrocinio de Mapfre y la colaboración del Ayuntamiento de Salamanca, «Miquel Barceló. El Arca de Noé» se ha concebido pensando en los distintos espacios que iba a ocupar en la ciudad, como explicaron el artista mallorquín y el comisario de la muestra, Enrique Juncosa. Así, en la sala de exposiciones Patio de Escuelas se presentan las obras más antiguas de la muestra: 26 acuarelas pertenecientes al conjunto realizado por Barceló entre 2001 y 2003 para ilustrar la «Divina Comedia», de Dante.

Un gran elefante bocabajo, obra de Barceló, en la Plaza Mayor
Un gran elefante bocabajo, obra de Barceló, en la Plaza Mayor- DAVID ARRANZ

Autorretratos

En la Hospedería Fonseca se exhibe un grupo de pinturas y obras sobre papel de gran formato, realizadas entre 2009 y 2016, de temática de naturaleza y de animales, y dos autorretratos: uno pintado sobre una piel de animal, que remite a ciertas imágenes budistas e hinduistas y que fue concebido tras un viaje al Himalaya, y otro perteneciente a otra serie de pinturas negras.

El cuadro que da nombre a la muestra, «El Arca de Noé» (2014) puede contemplarse en la Capilla del Colegio Arzobispo Fonseca. Es una obra de 4 por 6 metros, nunca antes expuesta y que, en palabras de Juncosa, «puede leerse como una metáfora de la pintura como aventura y tabla de salvación». Junto a ella, 18 cerámicas que el artista mallorquín realizó, salvo una anterior, entre 2012 y 2016, de ahí que muchas de ellas sean aún inéditas.

Otra de las esculturas monumentales de Barceló instaladas en Salamanca
Otra de las esculturas monumentales de Barceló instaladas en Salamanca- DAVID ARRANZ

La muestra se completa con esculturas monumentales producidas entre 2009 y 2017 que se exhiben en distintos espacios de la ciudad. La más reciente, «Gran Auricular», se ubica en el patio del Palacio de Anaya y está fabricada con un nuevo tipo de resina ligera. Su forma retoma un tema tratado anteriormente por el autor en sus cerámicas más pequeñas, con la realización de formas de macetas unas contra otras.

«Gran auricular», de Barceló
«Gran auricular», de Barceló- DAVID ARRANZ

Elefante bocabajo

Por su parte, la Plaza Mayor de Salamanca es el escenario para apreciar el «Gran Elefantdret» (2009), una escultura ?en su última versión, con una técnica particular que hace que «cada hora, coincidiendo con las campanadas del Ayuntamiento, saque humo», explicó el artista?, que muestra a un elefante de bronce de siete metros de altura que parece mantener el equilibrio sobre el suelo sólo con su trompa. «Parece que siempre ha estado ahí», señaló Barceló sobre la ubicación de la escultura, que se ha llegado a comparar con la presencia del «Balzac», de Rodin, en el ágora salmantina en 2002. «Es un poco abrumador», dijo, pero tildó de «gran honor estar en esta plaza y en los lugares en los que he intervenido, que no son neutros en absoluto, y que hacen que la memoria del lugar intervenga en la obra». Finalmente, en el Patio de Escuelas Menores se ubican «14 Allumettes» (2015), un bosquecillo de cerillas usadas de bronce que superan los tres metros de altura.

Barceló estuvo arropado en la rueda de prensa por el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. Coincidiendo con la inauguración de la exposición, el artista realizó la performance «La imagen fantasma», en la que, acompañado por el músico francés Pascal Comelade y el actor Iván Telefunken, pintó un fresco de 15 metros con imágenes taurinas en negro y ayudado por diferentes tipos de brochas e incluso un balón que desapareció minutos después.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.