Juan Ignacio Crespo: «La renta básica no la pagará Iglesias sino el BCE»

Al verlo sentado, desayunando tranquilamente junto a la ventana del Café Gijón, pocos viandantes imaginarían que Juan Ignacio Crespo (1950 Madridanos, Zamora) vaticina una recesión en todo el mundo en 2017 que exigirá volver al capitalismo de Estado. Así lo desgrana en su último libro, que tiene el clarificador título «¿Por qué en 2017 volveremos a entrar en recesión?» (Deusto). Licenciado en Ciencias Matemáticas, Crespo tiene una larga carrera que ha atravesado varias etapas: desde negociar las emisiones de deuda del Tesoro, pasar por altos cargos en varios bancos hasta trabajar en Thomson Reuters.

El economista calcula que la nueva crisis durará 18 meses y alerta de riesgos como la «banca en la sombra» o el cambio de modelo al que debe hacer frente China como amenazas para la economía global. Durante la charla con ABC, Crespo argumenta sus predicciones dando datos precisos, con voz pausada, de forma tranquila. Quizá sea eso lo que más asusta.

?¿Por qué la recesión llegará en 2017?

?Podría retrasarse un poco, 2017 tiene un carácter simbólico. Cuando termine 2017, la expansión americana que se inició en julio de 2009 habrá cumplido 102 meses. Solo ha habido una etapa de crecimiento más larga, y duró 120 meses. Hablamos de 33 ciclos documentados a lo largo de 160 a 170 años. Mi tesis es que en 2000, con el pinchazo de la burbuja tecnológica se inició una etapa de estancamiento secular. Pero ahí empezó el estancamiento hasta 2007, que es cuando estalla la crisis. El anterior que se había vivido fue de 1975 a 1982. El anterior fue el de la Gran Depresión. Y el anterior va de 1900 a 1917. Cada 35 años se inicia un periodo de bajada. A partir de 2018 espero que empiece el ciclo expansivo posterior, que durará hasta 2035, año arriba o abajo. Quien esté en plenitud de su vida laboral, disfrutará de los años buenos de la economía. Pero ya puede ponerse una alarma en el móvil para que le avise de que venda todo lo que tiene en Bolsa en 2034 para que así no le pille desprevenido.

-¿En qué se basa?

-Hay dos grandes síntomas que empiezan a apuntar a esta recesión. Una es la caída del precio de las materias primas por la desaceleración de China, que se acaba transmitiendo al resto de la economía mundial. Sobre todo a países basados en exportar materias primas, como el caso de Brasil y Rusia. Además, han caído los beneficios empresariales del índice S&P 500 durante tres trimestres consecutivos, y siempre que esto ha ocurrido, salvo en una ocasión desde 1950, la economía de EE.UU. ha entrado en recesión. Esta excepción fue el crack de 1987. Ahora hay un exceso de oferta y una falta de demanda en la economía global por la caída de China: el peor de los mundos.

-¿Está España peor o mejor preparada ahora para resistir una nueva recesión?

-Está peor por toda la masa de deuda pública que ha acumulado, aunque el sector privado se ha desapalancado.

-Ante este problema, ¿se podrá pagar toda esta deuda?

-Ante este problema, ¿se podrá pagar toda esta deuda?

-Con el tiempo el BCE se hará cargo de la deuda, pero ahora mismo no es una emergencia. Un tercio de la deuda pública que se emite en todo el mundo tiene rentabilidades negativas. Los ahorradores están financiando a los deudores, es decir, a los Estados. Los que defienden no pagar la deuda están pidiendo matar a la gallina de los huevos de oro. ¿Para qué vas a impagar la deuda si cada vez que vence te deja dinero en la caja del Tesoro al renovarla? ¡España está emitiendo a tipos negativos!.

?-Augura que la crisis dará paso a un capitalismo de Estado, una economía intervenida por los bancos centrales...

-El capitalismo de Estado ha existido siempre. Es una fase por la que pasan los países cuando se están desarrollando: Japón logró un gran desarrollo gracias a las fuertes inversiones públicas en la industria que se dieron tras la II Guerra Mundial. No creo que los 17 años posteriores a la crisis que viene sean de capitalismo de Estado: será un momento transitorio para superar la zozobra.

-También apuesta por la generalización de la renta básica. ¿Se lo podría permitir el Estado?

-La renta básica no la va a pagar Pablo Iglesias, sino el Banco de España como sucursal del BCE. Por un lado, porque está aumentando como reivindicación. Por el otro, los bancos centrales están «lanzando dinero del helicóptero» por sus medidas de estímulo a la economía. De la misma forma que estas medidas monetizan el déficit de un país, pueden ingresar a cada ciudadano 1.000 euros. Vamos a una sociedad cada vez más robotizada en la que se perderán muchos empleos. La estabilidad social exigirá que haya una renta básica para integrar a toda la sociedad que se quedará fuera del circuito laboral.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.