«Han puesto en bandeja el gobierno de Valdemoro a la extrema izquierda»

A rey muerto, rey puesto. Ciudadanos perdió ayer la Alcaldía de Valdemoro, la más importante que tenía hasta la fecha en la Comunidad de Madrid, al prosperar una moción de censura contra el ya exregidor Guillermo Gross, que aúpa al socialista Serafín Faraldos al frente del Consistorio. El apoyo de PSOE (4 concejales), Ganemos (4), Proyecto TUD (3) e IUCM (2) -las cuatro formaciones que impulsaron la moción- fue decisivo para decantar un resultado, que contó con los votos en contra de Ciudadanos (6) y PP (5) y la abstención de un concejal no adscrito.

Con este movimiento, el nuevo Gobierno pasa a estar formado por PSOE, Ganemos e IUCM, un tripartito de izquierdas al que los independientes de Proyecto TUD decidieron no sumarse pese al respaldo en la votación. La elección de Faraldos, que representa la vuelta de los socialistas 18 años después de perder la Alcaldía en favor del PP, supondrá un giro radical en las políticas que venía realizando la formación naranja desde que lograra un gobierno en minoría tras las pasadas elecciones de 2015.

«La moción viene sustentada por la inacción y la paralización de Ciudadanos para generar dinámicas de consenso con la oposición que ayuden a salir de la delicada situación en que está inmerso el municipio», explicó ayer a ABC el presidente de la Comisión Gestora del PSOE en Valdemoro, Rafael Gómez Montoya, quien señaló, además, la dejadez de Gross a la hora investigar una serie de contratos en vigor firmados en la época de la trama Púnica.

«Intereses particulares»

Ciudadanos, por su parte, evitó hacer declaraciones a este periódico y se limitó a la valoración de su portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, César Zafra, y a la efectuada por el propio Gross, ambas al término del Pleno extraordinario. «Lo único que buscan con la moción son intereses particulares», declaró éste último, poniendo el foco en que serán los vecinos los que paguen los platos rotos. Cargó también contra Faraldos al señalar su falta de liderazgo. «No es líder ni para sus propios compañeros», incidió, en referencia a las continuas crisis que ha sufrido el PSOE en la localidad en los últimos años.

Pese a votar en contra de la moción, el grupo popular apuntó a la incapacidad del exalcalde como principal motivo de la situación actual. «Han puesto en bandeja el Ayuntamiento a la izquierda y a la extrema izquierda», declaró su portavoz, David Conde, al tiempo que cuestionó la decisión de Proyecto TUD de alinearse con el bando izquierdista. «Este partido nace de una escisión del PP y sus votantes son, mayoritariamente, de centro y de derechas», precisó.

En ese sentido, el portavoz de esta formación, Antonio González, justificó la estrategia alegando el «menosprecio de Ciudadanos al plan de crisis que les presentamos, además de nuestra oferta de incluir a otros grupos en el gobierno». Tras concluir el Pleno y ya con el bastón de mando, el nuevo alcalde se presentó aludiendo a los valores de la Revolución Francesa: «Libertad, igualdad, fraternidad».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.