El inversor será informado al instante de la situación de su cartera

El objetivo de MiFID II de proteger a los inversores informándoles en el día cuando el valor global de sus carteras caiga un 10% más tiene su cara y su cruz, aseguran los expertos. Lo positivo es que estarán mejor informados sobre sus carteras y lo negativo, que este descenso les pueda llevar a deshacer posiciones de forma precipitada aunque sus inversiones sean a largo plazo.

Los bancos, las gestoras de instituciones de inversión colectiva y otros intermediarios financieros deberán informar en el día a sus clientes cuando el valor global de sus carteras se deprecie un 10 por ciento o más, según establece MiFID II y recoge la 'Guía de preguntas y respuestas sobre la aplicación de MiFID II' publicada por la CNMV.

Pero esta información, que pretende proteger a los inversores y que es importante, sobre todo, para aquellos que no siguen muy de cerca la evolución de sus carteras, puede también perjudicarles si les impulsa a deshacer con celeridad posiciones por miedo a perder más cuando su inversión tenga un horizonte temporal de medio o largo plazo.

Javier Flores, responsable del Servicio de Estudios y Análisis de la Asociación Europea de Inversores Profesionales (Asinver), valora esta medida de «manera positiva», ya que «la base de todo el mercado financiero está en la transparencia y en la información y eso implica un conocimiento exacto y muy ajustado a la realidad de las carteras».

La iniciativa es «especialmente positiva», según el responsable de Asinver, para aquellos inversores que no hacen un seguimiento continuo de sus carteras y que, por ello, «no tengan una percepción clara del riesgo que corren sus inversiones».

Lee la noticia completa en Finanzas.com

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.