El daño de la FED a los emergentes

Las monedas emergentes se devalúan frente al dólar, dificultando sus importaciones

"La avaricia es la más desinteresada de las pasiones, ya que exige una abnegación, a veces de magnitud heroica". Francisco Ayala

Hay dos cosas que mueven los mercados, la codicia y el miedo. La codicia se asocia generalmente con los precios subiendo y subiendo hasta que llegan a niveles extremadamente sobrecomprados y alguien dice, "es suficiente". El inicio de la codicia es un proceso que por lo general toma su tiempo para instaurarse. Sin embargo, el miedo puede aparecer en un instante y tira el precio a niveles mucho más abajo.

Una de las pocas excepciones a esta regla es cuando el miedo lleva a los inversores a lo que se denomina "activos seguros" como el oro o el franco suizo. Para aquellos de ustedes que estén interesados en cómo actúa la codicia y el miedo, sólo deben buscar en Google "la locura de los tulipanes holandeses en 1637" cuando el precio de un solo bulbo de tulipán aumentó desde unos pocos dólares hasta más de 2.500 dólares en poco más de dos décadas, y los "traders" de entonces se sacaban de media 60.000 dólares al mes.

Pero hoy todavía vivimos bajo la influencia de la codicia y del miedo en los mercados. La política de la FED de relajación cuantitativa ha creado una atmósfera de codicia con respecto al Dow y dicha codicia se ha extendido a otros mercados, y en particular a los mercados emergentes.

Y ahora estamos viendo como el miedo se mete en los mercados emergentes en forma de devaluación de la moneda, tal y como podemos ver en el siguiente gráfico del real brasileño:

El real viene subiendo desde menos de 2,00 por dólar hasta los 2,45 por dólar en los últimos cuatro meses.

Pero el problema se extiende mucho más allá de Brasil, México e India también están sufriendo la misma suerte:

Publicidad
Publicidad

Y esta lista no se queda ahí. La lista de los países que están experimentando una devaluación de sus monedas es larga e incluye a Chile, Argentina, Colombia, Vietnam, Australia, Nueva Zelanda y Rusia. Esto hace que las importaciones de estos países sean mucho más caras y llegan en un momento en el que sus economías se estancan. De hecho, ayer mismo se anunció que México había reducido sus proyecciones de crecimiento para el año 2013 hasta el 1,5% mientras que la producción industrial de Colombia cayó un 5,5% el mes pasado.

Publicidad

Cuando las cosas no salen bien, lo primero que hace un gobierno es asignar la culpa, y estos gobiernos están culpando al plan de disminución del QE3 de la FED, mientras que los miembros de la Reserva Federal rechazan las llamadas internacionales a tomar en serio la amenaza de lluvia sobre los mercados emergentes si se corta el plan cuantitativo. Este recorte va a perjudicar a las economías desde la India hasta a Turquía, instigando un éxodo de efectivo y mayores costes de endeudamiento y que ya ha sido un tema dominante en la reunión anual de banqueros centrales y economistas en Jackson Hole del pasado 24 de agosto. De hecho el índice de acciones de mercados emergentes cayó la semana pasado un 2,7 por ciento, la más pronunciada en dos meses, en comparación con una ganancia del 0,5 por ciento del índice Standard & Poor 500.

En portada

Noticias de