Deutsche Bank se niega a pagar los millonarios bonus a sus expresidentes

cryan deutsche bank 630

Antes de la caída de Lehman Brothers, no había directivo de banca que no se embolsase millonarios bonus justificados por los fuertes aumentos de beneficios, año tras año, logrados gracias a un estilo de negocio que desembocaría más tarde en la madre de todas las crisis financieras. Los bancos siguen pagando hoy la factura de aquellas fiestas y muchos contribuyentes también, debido a los necesarios rescates.

Deutsche Bank considera que, a la vista de los acontecimientos, aquellos bonus fueron absolutamente inmerecidos y da un paso hacia adelante exigiendo su devolución. El mayor banco de Alemania tiene la intención de no realizar la totalidad de los pagos convenidos con los expresidentes Anshu Jain, Josef Ackerman, Jürgen Fitschen y con otros seis directivos, amparándose en que no están justificados. Y que vengan, si se atreven, a reclamarlos.

El principal afectado entre los exdirectivos del banco alemán sería Jain, director del departamento de banca de inversión y copresidente del grupo bancario entre 2012 y 2015. Deutsche Bank plantea, concretamente, dejar de pagarle 5,3 millones de euros. Si logra el reembolso del resto de bonus ya pagados, hablaríamos de una suma total que supera los 10 millones de euros.

En cuanto al expresidente Ackerman, que tan oportunamente en 2012 anunció que dejaba la dirección en manos de una nueva generación de banqueros para irse a la tranquila y segura suiza a trabajar con Zurich Insurance Group, el banco se niega a pagar los últimos 3,5 millones que se le adeudan.

Deutsche Bank, que se enfrenta actualmente a millonarias multas en EE.UU. por sus negocios con los paquetes de hipotecas basura y que está haciendo caja allí donde puede para mejorar su situación de liquidez, quiere que los exdirectivos responsables de la situación renuncien a parte de los bonus millonarios acordados en los felices ejercicios anteriores a la crisis y que aún no han sido pagados.

Además, según la agencia Reuters, ha buscado asesoría legal para averiguar si hay forma de reclamar la devolución de los bonus que anteriormente el banco ha ido pagando.

Fuentes de Frankfurt explican que en un principio el banco buscaba la forma de aplazar los pagos, inmerso en un agresivo programa de recorte de gastos y en una reducción de 9.000 empleos, pero que durante el estudio de la situación, la actual directiva concluyó que había suelo legal suficiente para, sencillamente, negarse a pagarlos. Sus abogados ya habrían examinado los contratos de los antiguos directivos para ver si puede exigirse por vía legal el reembolso de las cantidades ya abonadas.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.