Planes de pensiones conservadores de la zona euro para el corto plazo

Cuando se acerca la jubilación hay que reducir la renta variable en los planes de pensiones

Cuando se acerca la fecha de jubilación, conviene prepararse para asegurarse de que el patrimonio sufra el menor deterioro posible.

Además de reclamar la pensión de jubilación de la Seguridad Social, si durante los años de vida laboral se ha invertido en un plan de pensiones del sistema individual, es importante conservar el patrimonio hasta la jubilación para poder contar con un complemento para la pensión estatal. 

En este sentido, y puesto que en un corto periodo de tiempo resulta muy arriesgado invertir en renta variable (sería muy difícil recuperar cualquier pérdida potencial), al acercarse el momento de la jubilación tiene sentido que la cartera del plan de pensiones tenga un fuerte sesgo conservador.

El objetivo es reducir la exposición a renta variable

Es exactamente lo que haría un gestor de un plan de pensiones con fecha objetivo; a medida que se acercan a esta fecha van reduciendo su exposición a renta variable. 

De los planes de pensiones mixtos del sistema individual, la categoría de Mixto Conservador Euro obtiene en el año una rentabilidad de 2,39 por ciento, superior a la de la otra categoría conservadora, la de Mixto Conservador Global (2,15 por ciento), en el mismo periodo.

La cartera de los planes de esta categoría está limitada a una exposición máxima de 35 por ciento en renta variable y sus acciones y emisores han de estar domiciliados en países de la zona euro y denominados en esta misma divisa. 

Publicidad
Publicidad

Se ha hecho una selección de planes de esta categoría que, contando con la calificación de cinco estrellas de VDOS, presentan el menor dato de volatilidad en el último periodo anual. 

Los mejores planes conservadores

Uno de los menos volátiles es Ibercaja de pensiones gestión equilibrada con un 2,91 por ciento de volatilidad, revalorizándose a un año un 6,31 por ciento y un 3,13 por ciento en lo que va de año.

Invierte Su cartera directa o indirectamente, a través de IIC o derivados, en función de las expectativas que se tengan sobre los mercados, con un porcentaje de inversión en renta variable que oscilará entre el 0 y el 20 por ciento del patrimonio.

El resto se asigna a renta fija, pública y privada, negociada en mercados organizados, así como titulaciones, depósitos e instrumentos del mercado monetario, no cotizados, que sean líquidos.

La gestón activa optimiza la rentabilidad

La gestión activa optimiza la combinación rentabilidad-riesgo, seleccionando las mejores inversiones en cada momento, según la coyuntura y expectativas del mercado.

Su objetivo es obtener una rentabilidad satisfactoria en el medio plazo seleccionando en cada momento mercados de renta variable y renta fija con una atractiva combinación de rentabilidad-riesgo.

Publicidad

Con un patrimonio bajo gestión de 625 millones de euros, las mayores ponderaciones en su cartera por tipo de activo corresponden a renta fija Privada (56,21 por ciento) participaciones en fondos (20,48 por ciento) renta variable (12,58 por ciento) Tesorería (7,52 por ciento) y Renta Fija Pública (3,09 por ciento).

La suscripción del plan supone una inversión mínima periódica de 18 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,30 y de depósito de 0,10 por ciento. 

Renta fija en bonos corporativos

De Deutsche Zurich Pensiones, DZP MODERADO registra a un año un dato de volatilidad de 3,03 por ciento y una rentabilidad en el mismo periodo de 5,39 por ciento, obteniendo desde el pasado 1 de enero una rentabilidad de 1,14 por ciento.

Invierte la parte de renta fija en bonos corporativos, bonos emitidos por Entidades Públicas, Estados Soberanos o Entes Supranacionales, emitidos tanto por entidades nacionales como internacionales y denominados al menos en un 95 por ciento en euros.

Publicidad

La inversión en renta variable se situará como referencia en un 22,50 por ciento del patrimonio, centrándose fundamentalmente en valores cotizados en los mercados bursátiles de la Unión Europea, nunca en valores asiáticos o americanos.

Nestlé, Allianz o Air Liquide como ideas de inversión

Según los últimos datos disponibles, un 48,63 por ciento de su cartera se ha asignado a Renta Fija Pública, un 21,08 por ciento a Renta Fija Privada, un 19,74 por ciento a Renta Variable y un 10,55 por ciento a Tesorería.

Sus mayores posiciones corresponden a las emisiones de Nestlé (4,10 por ciento) SAP (3,90 por ciento) Allianz (3,90 por ciento) Air Liquide (2,80 por ciento) y Deutsche Post GY (2,80 por ciento).

Aplica a sus partícipes una comisión fija de 0,93 por ciento y de depósito de 0,05 por ciento, siendo necesario aportar un mínimo de 30 euros, inicial y periódicamente, para suscribir y mantenerse como partícipe de este plan. 

Publicidad

Inversión en renta variable de países de la OCDE

La volatilidad a un año de Plancaixa agrario de Castillas y León es de 3,80 por ciento, revalorizándose un 6,24 por ciento en el mismo periodo. Desde el inicio del año, avanza un 2,66 por ciento por rentabilidad. Invierte hasta un 30 por ciento de su cartera en Renta Variable de países miembros de la OCDE, asignando el resto a Deuda del Estado Español. 

En este momento, un 75,48 por ciento corresponde a Renta Fija y un 24,52 por ciento a Renta Variable. Entre sus mayores posiciones se incluyen fondos de inversión. Grava a sus participes con una comisión fija de 1 por ciento y de depósito de 0,20 por ciento. 

Limitar la exposición a renta variable en este tipo de planes reduce considerablemente el riesgo. Si queda poco tiempo para la jubilación, parece conveniente adoptar un perfil conservador que limite posibles pérdidas, difícilmente recuperables en el caso de que tuvieran lugar, y sacrificar rentabilidad a cambio de una menor volatilidad.

Fondos: Planes de pensiones conservadores de la zona euro para el corto plazo | Autor del artículo: finanzas.com
En portada
Publicidad
Noticias de