Los planes de pensiones sostenibles que mejor resisten

La planes de pensiones resisten mejor la volatilidad de los mercados y se apuntan rentabilidades positivas a tres años

El comienzo de año se ha visto dramáticamente afectado por la invasión rusa de Ucrania, causando una gran pérdida de vidas, además de las consecuencias en los mercados financiero y de materias primas. 

Crisis como esta naturalmente plantean preguntas y nos llevan a cuestionarnos algunos temas como el de la sostenibilidad. Pero, incluso en tiempos como estos, parece bastante obvio que debemos seguir centrándonos en abordar otras muchas crisis, una de las cuales es la prevención, e incluso reversión , de un posible colapso de la naturaleza y los ecosistemas que sostienen la vida humana y los medios de subsistencia. 

Publicidad

Considerando que la mayor parte de los planes de pensiones del sistema individual no consiguen posicionarse en terreno positivo por rentabilidad en el año, se ha hecho una selección de los planes sostenibles con mejor comportamiento a tres años. 

Exposición a bonos sostenibles

De esta selección, el más rentable es Ibercaja de pensiones sostenible y solidario con una revalorización de 18,89 por ciento a tres años. Su volatilidad a un año es de 8,31 por ciento, periodo en el que se anota una rentabilidad de -2,24 por ciento. Combina la rentabilidad de la renta variable (en torno al 65 por ciento de la cartera) con la mayor estabilidad de la renta fija.

La cartera se compone de una combinación de bonos sostenibles (verdes, sociales, de transición) y de emisores con un adecuado perfil de sostenibilidad respecto a su gestión de las cuestiones ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) o que centren su actividad en desarrollar productos o servicios que contribuyan a mejorar la eficiencia energética, las energías renovables, el uso del agua u otras análogas, relacionadas de una forma decidida con la sostenibilidad.

Publicidad

Como parte de su proceso de inversión aplica determinadas exclusiones basadas en el cumplimiento de normas internacionales y en productos (medidas como exposición de los ingresos de los emisores a determinados productos controvertidos).

Publicidad

Además de seguir estrategias de inversión sostenible, dona una parte de la comisión de gestión a proyectos sociales y medioambientales, hasta un importe máximo de 500.000 euros anuales.

Está pensado para clientes que buscan rentabilizar sus ahorros, pero invirtiendo en productos con un mayor retorno social y medioambiental. Las mayores posiciones en la parte de renta variable de la cartera corresponden a acciones de Microsoft Corporate (3,48 por ciento); Cigna Corporation (2,35 por ciento); Nortonlifelock (2,15 por ciento); Astrazeneca PLC (1,96 por ciento) y Smith & Nephew PLC ( 1,87 por ciento).

En la parte de renta fija, encontramos emisiones de Hammerson PLC (1,39 por ciento); Rag-Stiftung (1,05 por ciento) y Banco de Sabadell S.A. (1,01 por ciento); además de la SOCIMI Lar España Real Estate Socimii (1,36 por ciento) y el fondo DPAM Bonds Emerging Markets Sustainable (1,11 por ciento).

La aportación mínima periódica requerida para mantenerse como partícipe de este plan es de 18 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,09 por ciento. 

Invertir siguiendo los principios de Naciones Unidas

También con la máxima calificación de cinco estrellas de VDOS, Enginyers inversión sostenible avanza un 4,01 por ciento en los últimos tres años, registrando a un año un dato de rentabilidad de -2,70 por ciento, con una volatilidad de 4,25 por ciento.

Tiene como objetivo invertir en activos que den cumplimiento a los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (UN PRI) de lucha contra el cambio climático, fin de la pobreza y el hambre, agua limpia y el resto de las necesidades humanas (salud, educación o igualdad de género, entre otros).

Publicidad

El Fondo se encuadra dentro de la categoría VDOS de Mixto Conservador Global con el objetivo de mantener como máximo hasta un 30 por ciento del total del patrimonio invertido en activos de renta variable global.

El resto de la cartera se invierte en activos de renta fija denominados en euros o en divisa no euro, públicos y/o corporativos, y en activos monetarios destinados a dotar de liquidez al plan.

También puede invertir en activos de otras clases tales como inversión inmobiliaria, materias primas, gestión alternativa, capital riesgo y otros.

Publicidad

Entre sus mayores posiciones se incluyen fondos de bonos sociales europeos como THREADNEEDLE-EURP SOC BD-IE (8,67 por ciento), de microcréditos BLUEORCHARD MICROFIN DEBT-EU (7,92 por ciento), de cambio climático LO FUNDS-GL CLIM BD-SH EURMA (6,60 por ciento) y AXA WORLD-PLANET BD-F (6,02 por ciento) vinculado a ODS ROBECOSAM GLO SDG-IH EU 5,91 por ciento y de renta fija a corto plazo AC ISH USD CORP 0-3YR ESG EURHA (6,15 por ciento).

Gestionado por Mutua Enginyers, aplica una comisión fija de 0,75 por ciento y de depósito de 0,09 por ciento. 

Exposición a compañías sostenibles

Con calificación de tres estrellas de VDOS y rentabilidad a tres años de 18,77 por ciento, BBVA plan global desarrollo sostenible ISR en el último periodo anual se anota un dato de rentabilidad de -0,14 por ciento con un controlado dato de volatilidad de 9,50 por ciento, que lo sitúa por tan concepto entre los mejores de su categoría VDOS de Renta Variable Internacional Global.

Invierte más del 75 por ciento de sus activos netos, principalmente, en renta variable mundial y preferentemente en compañías de mediana y alta capitalización de países de la OCDE.

Además de criterios financieros, este fondo de pensiones aplica criterios valorativos de Inversión Socialmente Responsable, buscando compañías consideradas inversión sostenible: empresas que integren en su estrategia y operativa, oportunidades de minimización de riesgos medioambientales, sociales y de gobernabilidad, para crear valor a medio/largo plazo. (art. 8 Reglamento (UE) 2019/2088).

Publicidad

El plan resulta adecuado para inversores con baja aversión al riesgo y preferiblemente con un horizonte lejano hasta la jubilación. Sus mayores posiciones incluyen acciones de ALPHABET INC-CL A (1,86 por ciento), ALPHABET INC-CL C (1,80 por ciento), BERKSHIRE HATHAWAY INC-CL B (1,51 por ciento), PFIZER INC (1,25 por ciento) y BROADCOM INC (1,20 por ciento).

La inversión mínima, inicial y periódica, requerida para suscribir el plan y mantenerse como su partícipe es de 30 euros, gravando a sus partícipes con una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,20 por ciento. 

La evidencia respecto a la evolución del mercado en los últimos años sugiere que la rentabilidad en el caso de la inversión sostenible, respecto a la tradicional, que no incorpora los criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG), no es inferior y que, por lo tanto, no es necesario elegir entre sostenibilidad y rentabilidad.

Todo parece indicar que, en los próximos años, la adopción de inversiones sostenibles continuará, ya que los fondos y planes de inversión sostenible, además de ofrecer formas de invertir de manera responsable, proporcionan tanto rendimiento financiero como niveles más bajos de riesgo.

Fondos: Los planes de pensiones sostenibles que mejor resisten | Autor del artículo: Cristina Casillas

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de