Las comisiones bancarias serán más transparentes

Conocer anticipadamente los cargos que nos cobrarán los bancos permitirá al cliente elegir mejor la entidad con la que quiera trabajar.

comisiones

Si el cliente bancario no puede evitar pagar comisiones a la banca por los servicios que le prestan sí que puede elegir la entidad con quien vincularse que le resulte más económica. Y esta decisión será más fácil cuando entre en vigor un anteproyecto de Ley sobre la comparabilidad de las comisiones conexas a las cuentas de pago, el traslado de cuentas de pago y el acceso a cuentas de pago básicas. 

Desde iAhorro creen que la nueva ley «es un paso adelante hacia la total transparencia de las entidades que tanto parece costar». Estas acciones deberían ser una práctica habitual por parte de las entidades pero aunque algunas sí las realizan motu propio son una minoría. «La transparencia ayuda a que el cliente vuelva a confiar en el banco, una relación que tras todos los escándalos durante la crisis, sigue muy dañada» reiteran desde el comparador de productos bancarios.

De acuerdo con esa normativa, las entidades financieras deberán informar a los clientes de las comisiones que tienen previsto cobrarles, de forma que estos puedan compararlas con las que aplican el resto de entidades. Pero no solo eso, la transparencia será un pilar fundamental de la nueva relación banco-cliente, ya que las entidades deberán informar al menos anualmente, y de forma gratuita, de todas las comisiones en las que haya incurrido el consumidor. Asimismo, de manera paralela, se establecerá al menos un sitio web gratuito que permita comparar las comisiones que aplican los proveedores de servicios de pago. En todo caso, continúan afirmando desde iAhorro, «saber cuánto nos costará y tener un resumen a posteriori de lo que nos gastamos en comisiones es una ventaja tanto para presupuestar gastos como para comparar productos»

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, asegura, que aunque esta normativa busca una mayor claridad, todavía «faltan ciertas cosas por cerrar que podrían afectar a esa transparencia y a ese cambio que se pretende conseguir con esta normativa: por ejemplo, cómo se realizará el control a las entidades y, sobre todo, que sanciones se impondrán a quienes no cumplan». 

Si sale adelante la ley, será una información muy valiosa para el cliente que no solo podrá saber realmente el coste de tener su cuenta en esta entidad, sino que obligará a las entidades a facilitar una información que en la actualidad, como recuerda González, solo proporcionan información de las «comisiones habitualmente aplicadas por los servicios más frecuentes, que es lo único que la ley obliga a publicar y los datos se ofrecen con un formato y lenguaje farragosos para un consumidor que no tenga un conocimiento específico sobre jerga o productos bancarios». 

Aunque como recuerda Marta Martínez, de Bankimia, "las comisiones son libres y, hasta el momento, sólo en contadas operaciones bancarias sus límites están impuestos por ley (como en la cancelación o amortización anticipada de un préstamo hipotecario). En el resto, las entidades pueden poner los importes que deseen siempre y cuando correspondan a servicios prestados", pero "el hecho que esté regulado por ley favorecerá a la transparencia. El cliente deberá recibir información clara sobre qué se está pagando y por qué conceptos. Y también una mayor competitividad, pues los clientes podrán comparar las que añaden otras entidades españolas y europeas". 

Pero lo que marcará diferencia, según González, «no es solo esa información que dará el banco, sino la nueva web que se pretende poner en marcha donde se podrán comparar las comisiones de todas las entidades». «La manga ancha que se le ha dejado a la banca se empieza a acotar con coherencia», concluyen desde iAhorro.

CUENTAS DE PAGO BÁSICAS

Pero esta no es la única novedad que traerá el proyecto de ley. Las entidades de crédito deben garantizar a todos los residentes legales en la UE, incluidos los que no tengan domicilio fijo, los solicitantes de asilo, e incluso a los consumidores que no dispongan de un permiso de residencia, la posibilidad de abrir y utilizar una cuenta de pago básica. Las comisiones nunca deberán estar por encima de la media. En ese sentido, iAhorro presupone que conllevará consecuencias positivas como un incremento «de la competencia para las entidades que ya ofrecen estos productos, principalmente las entidades online. A todas luces parece un beneficio para los clientes, especialmente para los que no tienen nómina, que ahora son los que más acusan las comisiones».

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.