Hidrógeno verde: un gran reto estratégico de alcance global

El hidrógeno verde puede ser una pata muy importante en la solución de la crisis energética, señalan desde Amundi

Después del carbón, el petróleo y el gas, ¿el hidrógeno? Con las perspectivas de un futuro oscuro para los combustibles fósiles, la atención se desplaza hacia un elemento destinado a desempeñar un papel fundamental en la transición energética, señalan desde Amundi.

Francia, por ejemplo, anunció en octubre su intención de convertirse en líder en el sector del hidrógeno verde para 2030. Pero en todo el mundo el hidrógeno se está convirtiendo rápidamente en un tema estratégico importante. 

Publicidad

Después de años de declaraciones de intenciones, gobiernos y empresas de todo el mundo están tomando medidas concretas sobre la descarbonización en un contexto de regulaciones cada vez más estrictas.

Todos buscan desarrollar soluciones de energía limpia aplicables a gran escala para abordar el desafío climático. Es entonces cuando surge como alternativa el hidrógeno verde. 

A día de hoy, no obstante, el gran desafío es apoyar la transición hacia el hidrógeno verde, ya que más del 95 por ciento del hidrógeno que se usa en el mundo hoy se produce a partir de combustibles fósiles.

La descarbonización del hidrógeno dará como resultado un aumento masivo de su producción a través de la electrólisis del agua, utilizando energía nuclear, hidroeléctrica, eólica o solar.

Publicidad
Publicidad

El coste, sin embargo, es un tema crítico; junto la infraestructura de transporte de hidrógeno siendo clave conectar regiones con una gran oferta de hidrógeno verde gracias a su capacidad de generación de energía renovable, con aquellas que lo necesitan. 

Impulso desde la escena política, con la Unión Europea a la cabeza

Cuando se pregunta a los especialistas cuál es el camino correcto para abordar estos diferentes desafíos, coinciden en que las inversiones requeridas para los avances técnicos críticos deben gestionarse en un marco de apoyo.

En este sentido, la pregunta primero debe ser impulsada políticamente y que busque establecer objetivos para el uso de energías renovables es un factor importante para estimular la demanda.

Esta es la idea detrás de ‘Fit for 55’, una serie de 12 medidas, principalmente revisiones de directivas y reglamentos europeos, destinadas a permitir que la Unión Europea (UE) reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 55 por ciento para 2030. 

La Unión Europea ha declarado su ambición de desempeñar el papel de líder en la producción y el uso de hidrógeno verde. En 2020, se fijó el objetivo de integrar el hidrógeno verde en su sistema energético, con planes para instalar al menos 40 GW de electrolizadores renovables y producir 10 millones de toneladas de hidrógeno verde.

Publicidad

Los ejemplos de iniciativas concretas incluyen una cuota objetivo para combustibles sostenibles derivados del hidrógeno para la aviación para 2030 y objetivos para la construcción de estaciones de servicio de hidrógeno en las carreteras. En la misma línea, al hidrógeno se le ha asignado un lugar clave en el programa de estímulo económico de la UE de 800 mil millones de euros. 

En este contexto, a principios de 2021 un grupo de 30 compañías industriales europeas anunciaron el lanzamiento de HyDeal Ambition, una iniciativa destinada a producir 3,6 millones de toneladas de hidrógeno verde al año y luego distribuirlo en varios países europeos, entre ellos España, Francia y Alemania, a través de 7.000 km de tuberías, en particular mediante la adecuación de las infraestructuras gasistas existentes. 

Abordar la emergencia climática

La idea subyacente es producir hidrógeno verde mediante la electrólisis del agua a partir de la energía solar producida en España a partir de 2022. Próximamente se desplegarán otros motores.

Sin lugar a dudas, la emergencia climática es un tema que debemos abordar ahora, mediante esfuerzos concertados de los gobiernos, pero también de las empresas y todos los actores capaces de acelerar el desarrollo -y la financiación- de una economía descarbonizada. Juntos, podemos trabajar para construir nuestro futuro Net Zero. Es la hora del hidrógeno. 

Publicidad

En Amundi, como solución de inversión, se lanzó recientemente, junto con su centro experto en gestión temática CPR AM, una estrategia innovadora de renta variable global que invierte en toda la cadena de valor del hidrógeno.

Un universo diversificado que incluye desde la generación con energías verdes, componentes técnicos, producción, almacenamiento y distribución, hasta usuarios de hidrógeno; como los sectores industriales, del automóvil o el ferrocarril.

● Consulte la guía Gestoras de fondos de inversión de la revista Inversión para conocer el quién es quién del sector en España.

En portada
Publicidad
Noticias de