Claves para seleccionar fondos en 2023

Los expertos creen que la volatilidad y la incertidumbre se mantendrán, al menos, en la primera parte del año entrante. Toca seleccionar fondos pensando en ese escenario

El año 2022 llega a su fin y toca seleccionar fondos pensando en el ejercicio que viene. Con ese objetivo, lo primero que hacen los expertos es tratar de anticipar cómo será el 2023 en los mercados. 

En ese sentido, la mayoría de bancos de inversión y gestoras de activos creen que la volatilidad y la incertidumbre que hemos visto en 2022 proseguirán en los próximos meses o, al menos, en la primera parte del año. 

Publicidad

Así lo expresaron recientemente Sebastián Velasco, director general de Fidelity International en España y Portugal; o Víctor de la Morena, director de inversiones de Amundi Iberia. 

Básicamente, esta primera fase estará dominada por las subidas de tipos de los bancos centrales, la desaceleración económica y la guerra. 

La cautela debe dominar la selección de fondos en 2023 

Por ello, conviene posicionar la cartera de fondos de manera cauta de cara a este inicio de 2023. 

“Nosotros partimos de la visión de que el comienzo del año va a ser de volatilidad, con subidas de tipos y menor crecimiento. En ese contexto, buscamos fondos defensivos en renta variable, con exposición a sectores que protejan como la salud, el consumo básico o las telecomunicaciones", explica Jorge González, director de análisis de Tressis. 

Publicidad

Un fondo de esas características es el Robeco Global Conservative Equities. 

Asimismo, González cree que los dividendos pueden ser otra opción ganadora en el segmento de la bolsa. 

Publicidad

"Buscamos compañías con un reparto de dividendos sostenible y elevado, que supere la media del índice. Por lo menos, superior al 3 por ciento", añade. 

Una estrategia de este tipo, centrada en la remuneración al accionista, es el BNY Mellon Global Equity Income.  

Crédito corporativo europeo para los fondos de renta fija 

Ya en la parte de la renta fija, desde Tressis apuestan por el crédito corporativo europeo.  

“Todo el movimiento del mercado anticipando la recesión en el crédito europeo le ha permitido ofrecer unas rentabilidades muy atractivas a pesar de que el BCE vaya a seguir subiendo los tipos el año que viene”, asevera González.  

Publicidad

Así las cosas, pueden encontrarse fondos invertidos en deuda con duraciones muy cortas (inferiores al año y medio) y con cupones superiores al 5 por ciento.  

Un ejemplo es el Evli Short Corporate Bond. “Es un fondo que tenemos prácticamente en todos los perfiles, incluso en los arriesgados. Ofrece una rentabilidad que hacía una década que no encontrábamos. Es una oportunidad que tenemos que aprovechar, sea el cliente que sea”, apunta este experto. 

Otro ejemplo es el Mutuafondo, en la misma línea pero con la ventaja de que ocasionalmente apuesta en corto contra la deuda gubernamental, lo cual puede ser una buena idea en el momento actual. 

Publicidad

Por último, desde Tressis también destacan el Franklin Euro Short Duration Bond para perfiles muy conservadores, acostumbrados a los depósitos, con rentabilidades del 2,5 por ciento a vencimiento. 

Una pizca de oro en los perfiles conservadores 

Más allá de los fondos de renta fija y de renta variable, desde Tressis recomiendan también tener un poco de oro en las carteras conservadoras (posiciones cercanas al 4 por ciento) para hacer frente a ese escenario de volatilidad e inflación. 

Algunas opciones para ello son el Invesco Physicald Gold ETC y el Ofi Precious Metals

Estas carteras servirán para posicionarse en esa primera fase del año marcada por las subidas de tipos de los bancos centrales. 

¿Cuándo se dará la vuelta el mercado? 

Si bien, los expertos advierten de que el mercado podría darse la vuelta por completo si se atisba el pico de la inflación o el final de la fase de endurecimiento de la política monetaria. 

“Es más importante estar atentos al momento en el que los precios dejen de subir que al momento en el que empiecen a caer. Y ese punto de inflexión se puede dar en los Estados Unidos en el tercer trimestre y, en Europa, en el cuarto”, reflexiona De la Morena. 

Publicidad

Ese será el momento de incrementar el riesgo en cartera, aumentando la duración de los bonos y apostando por las acciones tecnológicas. 

Algunas opciones para ello son el T. Row Global Aggregate Bond, con duración de 7 años y exposición a todos los mercados de renta fija, que invierte en activos relativamente seguros como el papel del gobierno alemán, británico o americano. 

En la parte de la renta variable, González cita el Allianz Global Artificial Intelligence o el Robecosam Smart Materials

 “Se están generando oportunidades muy buenas en tecnología, que pueden ser aprovechadas cuando cese todo el ruido de los bancos centrales. Amazon está cotizando a niveles de principios de 2020, pero sus beneficios han aumentado. Nosotros estamos especialmente positivos en software y semiconductores”, apostilla González. 

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de