Fondos y ETF

Los gestores miran a las empresas familiares

Suelen capear mejor la crisis porque su gestión es muy conservadora

Las particularidades de la empresa familiar constituyen su fortaleza ante crisis como la provocada por la pandemia de coronavirus que asola el mundo.

Y es que este tipo de compañías han demostrado ser más rentables que la no familiares, con niveles de ROE más elevados, al tener una mirada a más largo plazo, accionistas de control y menores niveles de deuda financiera, afirma la revista INVERSIÓN esta semana, ya disponible en Kiosko y Más, el mayor quiosco digital, y Pressreader.

En ese sentido, Gonzalo Sánchez, gestor de renta variable Iberia en Gesconsult, explica que esto se debe a que «se gestiona de una manera más cauta puesto que tienden a no endeudarse mucho y son muy cuidadosos en términos financieros».

Otro aspecto que juega a su favor es que el empresario tiene un conocimiento muy profundo del negocio y del sector puesto que montó «la compañía desde cero» matiza Sánchez. Y esto permite a este tipo de compañías capear mejor los periodos bajistas.

Además tienen un claro enfoque largoplacista puesto que su objetivo es que el negocio pase a las generaciones futuras, «no piensan en trimestres», recalca Victoria Torre, responsable de análisis y selección de fondos de Singular Bank, y no están sometidas a planes a corto plazo de un gestor.

Asimismo, las familias emprendedoras prefieren a menudo financiar su crecimiento mediante los recursos propios, lo que implica un menor endeudamiento, o ampliar capital reinvirtiendo una participación mayor en la empresa.

Esto significa que cada inversión se analiza minuciosamente y su rentabilidad se considera de nuevo con esa visión a largo plazo, expone Javier Pérez, gestor de March Int The Family Business Fund

No obstante, el grado de participación de la familia en la empresa influye en su rentabilidad bursátil hasta tal que el punto óptimo se sitúa entorno al 40 por ciento, si ese porcentaje aumenta, los retornos son menores.

Oportunidad de inversión

Y precisamente estas circunstancias han llamado la atención de los gestores en estos tiempos. Tanto que ven en ellas una nueva oportunidad de inversión.

Esta idea la defiende, entre otros, March AM. «Muchas compañías cuentan con caja neta positiva para hacer adquisiciones y no sufrir problemas de liquidez» aseguran desde la gestora.

A lo que hay que añadir que el contexto actual da la oportunidad de invertir en ellas, compañías de gran calidad, como Roche (que se anota un 10 por ciento en el año), Walmart, o Remy, entre otras «a precios atractivos», explican desde March A.M.

En el caso de las españolas, Sánchez señala casos como Vidrala o Dominion, es decir, empresas pequeñas y medianas, con alguna excepción.

Para el inversor es interesante porque «están muy alineadas con el accionista puesto que el propio empresario es accionista», recuerda Torre. 

En todas ellas, se cuida especialmente a proveedores y clientes, pero también son claramente defensoras del capital humano, con un mayor compromiso con los puestos de trabajo (por poner un ejemplo, Inditex no ha aplicado ningún ERTE durante la crisis a pesar de tener opciones para ello).

Pero en esta clasificación no entran todas, «hay que ser selectivo ya que no siempre se dan estas ventajas que hemos destacado», explica Torre.

Tampoco se libran de los retos. El principal sería el momento de la sucesión (no siempre sucede que las nuevas generaciones estén dotadas para la gestión empresarial como su fundador) advierten desde Mediolanum Gestión. La innovación también puede ser un talón de Aquiles

¿Por qué tenerlas en cartera?

Aún así aportan muchos beneficios a la cartera. Un factor principal de elección «debería ser que guste el negocio y el equipo directivo» más que una rentabilidad a largo plazo, recomienda Sánchez.

Deberían aportar una menor volatilidad a la cartera y rentabilidades consistentes a largo plazo, con una mayor resistencia a las caídas de los mercados financieros. Por eso Pérez las ve como una oportunidad interesante.

Y es que si echamos un vistazo atrás, éstas se comportaron mejor durante la pasada crisis financiera que las grandes, incluso durante la recuperación fueron más rentables.

Disfrute ya del placer de leer INVERSIÓN  a través de Kiosco y Más o Pressreader.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.