Fondos y ETF

Cosas a tener muy en cuenta antes de invertir por primera vez

Seis recomendaciones básicas para novatos en el mundo de la inversión

Consejos para principiantes que quieren invertir.

Invertir es una actividad que puede dar vértigo y resultar muy estresante para el principiante en la materia. Por eso, es buena idea seguir algunos consejos básicos para que la experiencia resulte lo menos traumática posible y nuestros ahorros vayan generando una interesante rentabilidad, sin demasiados sobresaltos. Son los siguientes:

1.- Determinar el patrimonio que podemos invertir

Lo primero de todo es determinar el patrimonio que tenemos disponible para invertir. Para ello, los expertos siempre recomiendan dedicar al mundo de la inversión aquella renta que no necesitemos para vivir.

Asimismo, es conveniente dejar apartada una cantidad para imprevistos que puedan surgir (un despido, una enfermedad o un viaje inesperado).

2.- Descubrir nuestro perfil de riesgo

El segundo consejo, tan importante o más que el anterior, es determinar nuestro perfil de riesgo. Es decir, el riesgo que podemos asumir sin que nos quite el sueño por las noches.

En la industria se suelen dividir los perfiles de los inversores en tres: conservador, moderado o agresivo.

Los inversores conservadores suelen optar por estrategias en las que prima la conservación del capital aunque eso implique sacrificar algo de rentabilidad potencial.

Suelen centrar sus estrategias en la renta fija y los depósitos (aunque la situación actual del mercado les ha desplazado hacia segmentos algo más arriesgados ante la falta de rentabilidad de sus activos tradicionales).

Por su parte, los inversores moderados suelen incorporar algo más de riesgo (en forma de una mayor proporción de renta variable en la cartera) y los agresivos un porcentaje adicional más.

3.- Fijar unos objetivos de inversión

Teniendo en cuenta nuestro perfil de riesgo y nuestro patrimonio disponible para invertir, podemos fijar unos objetivos de inversión, el siguiente consejo para el inversor principiante.

Habitualmente, esos objetivos de inversión suelen tener mucho que ver con los ahorros que queremos generar de cara a la jubilación, con la meta de poder mantener nuestro poder adquisitivo.

¿Qué más leer?

Invertir (o no) en bancos del IBEX

En ese sentido, la edad es un tema importante que hay que valorar, pues no es lo mismo tener 30 años y disponer de otros 35-40 años por delante para producir esas rentas que contar con 63 años y estar a las puertas del retiro.

Los expertos suelen recomendar un mayor peso de renta variable en la cartera si el inversor es joven pues se trata del activo que, históricamente, más rentabilidad ha generado a largo plazo.

Si bien, dado que se trata de un activo que acarrea mayor riesgo y volatilidad, es asimismo recomendable ir reduciendo su proporción a medida que avanza la edad del inversor, para no tomar posiciones arriesgadas justo antes de rescatar parte de esos ahorros.

4.- Es importante diversificar

En todo caso, cualquier cartera (independientemente de la edad del inversor) debe incluir una diversidad de activos, para evitar “poner todos los huevos en la misma cesta” y prevenir la posibilidad de que el mal comportamiento de un activo en concreto perjudique a la rentabilidad de toda la cartera.

Pero la diversificación, uno de los consejos más importantes a la hora de invertir, no se refiere únicamente a la tipología de activos.

¿Qué más leer?

Invertir en la conectividad del futuro

También resulta crucial que en la cartera estén representadas las diferentes geografías: activos de Estados Unidos, de Europa y de los países emergentes.

Uno de los mejores instrumentos de que disponen los inversores principiantes para adoptar una adecuada diversificación son los fondos de inversión.

Existen diferentes tipologías de fondos (de renta fija, de renta variable, mixtos, de retorno absoluto, temáticos, etc.) para cubrir las necesidades de cada cliente, siempre con una gestión profesional.

5.- Contar con la ayuda de un asesor profesional

Si bien, elegir un fondo es una tarea relativamente compleja. Existen listados disponibles para que los particulares puedan informarse sobre la estrategia del producto, el gestor, su rentabilidad pasada, comisiones de gestión y principales posiciones.

Pero su enorme variedad (hay miles registrados para su comercialización en España) complica la tarea.

Por eso, es recomendable contar con la ayuda de un asesor profesional que nos ayude a pasar por todos los puntos de esta lista: fijar perfil de riesgo, objetivos de inversión, etc.

Y sobre todo, a elegir los fondos que más encajen con nuestra situación concreta.

Por el contrario, resulta poco recomendable poner todos nuestros ahorros en el primer fondo que nos recomienden en la entidad financiera.

6.- Tener paciencia y evitar hacer ‘market timing’

Una vez determinada la cartera, es preciso tener paciencia y evitar hacer ‘market timing’ con nuestras inversiones (el ‘market timing’ es una modalidad de inversión en la que se busca entrar y salir de las inversiones en el mejor momento).

Si bien, se ha demostrado que intentar entrar en mínimos y salir en máximos es complicado incluso para los profesionales. Nadie tiene una bola de cristal y resulta imposible determinar cuándo se va a producir el suelo de una inversión.

Los particulares que lo intentan suelen invertir justo al revés de lo que se precisa: comprar cuando todo el mundo compra y vender cuando todo el mundo vente, a golpe de titulares.

Por eso, los expertos recomiendan construir una cartera de la que estemos seguros y, después, tener paciencia y dejar que esas inversiones den sus frutos, sin preocuparse por el último tweet del poderoso de turno.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses