Las tarjetas revolving disparan sus comisiones. ¿Cómo reducir la deuda?

Las comisiones de las tarjetas revolving se disparan tras dos años de recortes. Los bancos emisores explican que igualan los costes a la inflación

Si las tarjetas revolving eran ya antes delicadas para los usuarios por sus tipos de interés, ahora lo son más. Y es que el precio de este tipo de tarjetas repuntó por primera vez en la serie analizada por Ausfin, desde diciembre de 2019, y coincidiendo con una de las épocas de mayor intensidad en compras y gastos, como la Navidad.

En concreto, la TAE media del mercado se eleva al 20,17 por ciento, frente al 18,88 por ciento, registrado en junio, y después del descenso progresivo de los últimos dos años, a partir del récord del 25,20 por ciento de diciembre de 2019.

Publicidad

La deuda de las tarjetas revolving puede ser eliminada, pero los bancos son reticentes a hacerlo sin pleitear

FUENTE: Rastreator

Según explica la asociación, esto es debido al efecto de las comisiones que aplican algunas de estas tarjetas y que contribuyen a encarecer estos productos. En concreto la tarjeta Mastercard Uniduo, de Unicaja, aplica una comisión de 44 euros anual, si no se realizan compras con la misma.

Nuevas comisiones en la tarjetas

Este incremento de las comisiones comienza a ser generalizado. Así, hay varias entidades que han incorporado nuevos cargos como la tarjeta Después y la Después Oro, de BBVA, que cobran 43 y 80 euros, respectivamente; la citada Mastercard Uniduo, de Unicaja, y la Visa Diamond Infinite Credit, de Openbank, que cobra 55 euros.

Asimismo, los seguros de protección de pagos, que se contratan de forma opcional, disparan el coste de estas tarjetas. En este periodo se mantienen las tarifas, que van desde el 0,62 por ciento de Bankinter Platinum, el 0,76 por ciento de WiZink Oro y el 0,80 por ciento de Visa Pass Carrefour. 

Publicidad

Estos porcentajes se cobran sobre la cantidad que se debe, por lo que genera un sobrecoste más elevado cuando la deuda es más grande y la cuota que se paga, más pequeña.

Publicidad

Este incremento de las comisiones tiene un impacto negativo en el interés que aplican estas tarjetas frente a otras como las tarjetas de crédito.

Según los datos del Banco de España, el coste de la revolving, 20,17 por ciento, es un 2,46 por ciento superior a la media de tarjetas de crédito, que se situó en septiembre en el 17,71 por ciento. Con préstamos de 1 a 5 años, el 20,17 por ciento de revolving es un 13,02 por ciento superior al tipo de los préstamos.

Los emisores comienzan a repercutir los precios en las comisiones

Después de varios años a la baja, los emisores de tarjetas comienzan a repercutir el alza de la inflación en las comisiones. El índice de precios al consumo (IPC) en España se disparó en noviembre al 5,6 por ciento, el nivel más alto hasta la fecha.

¿Qué implica este incremento de las comisiones? Para los usuarios de estas tarjetas el elevado coste de las tarjetas revolving supone una losa más pesada, pues el uso de las tarjetas en modalidad revolving conlleva abonos mensuales de las cuotas establecidas en contrato.

Pero la deuda aumenta con el uso de la tarjeta, dado que se generan intereses que se financian conjuntamente con dicha deuda, lo que hace que esta cantidad no disminuya sino que aumente mes a mes, señalan desde Rastreator.

Publicidad

Y esta cuota se ha elevado con las nuevas subidas de comisiones.

¿Qué puede hacer el cliente?

Para evitar que esta deuda se convierta en eterna desde Rastreator se aconseja "dejar de usar dicha tarjeta y, si se debe utilizar, no realizar pagos mensuales que superen el límite fijado en el contrato de crédito".

"Así mismo, si ese bucle de deuda ya es grande, será fundamental que se contacte con abogados profesionales, pues pese a que esa deuda pueda ser eliminada, los bancos son reticentes a hacerlo sin pleitear. Y ello, incluso existiendo numerosas sentencias que establecen que los elevados intereses aplicados a las tarjetas de crédito revolving se deben considerar como usura".

Por su parte, desde el Banco de España recomiendan al cliente que cuando se contraten le permitan obtener el detalle pormenorizado de las operaciones realizadas —con datos de referencia, fechas de cargo y valoración, tipos aplicados, comisiones y gastos repercutidos...— de forma que se refleje la deuda pendiente de la forma más clara posible.

Publicidad

Y en los casos en los que la amortización del principal se vaya a realizar en un plazo muy largo, deberían facilitarte, de manera periódica el plazo de amortización así como la cuota.

En portada
Publicidad
Noticias de