Las cuentas y depósitos más rentables para amortiguar el sablazo de la inflación

Las ofertas más jugosas ofrecen hasta un 5 por ciento de rentabilidad, una cuantía insuficiente pero que ayuda a combatir una inflación que roza el 10 por ciento

La inflación disparada hasta niveles del 10 por ciento (el dato adelantado de marzo se situó en el 9,8 por ciento interanual) obliga a los ahorradores a buscar alternativas para tratar de amortiguar el sablazo que supondrá para su bolsillo la elevación de los precios.

Aunque la oferta actual de depósitos y cuentas imposibilita cubrir la inflación con este tipo de productos tan conservadores, siempre es mejor que dejar el dinero bajo el colchón, donde es imposible rascar ninguna rentabilidad.

Publicidad

“A la hora de elegir dónde poner nuestro dinero, tenemos que preguntarnos: ¿me permitirá ese producto que mis ahorros crezcan al mismo ritmo que lo hacen los precios? Si no es así, estaré perdiendo poder adquisitivo y, con una inflación rozando el 10 por ciento, ninguno de los productos más conservadores del mercado nos permiten mantenerlo", apunta Estefanía González, portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es.

"Obviamente, si nuestro perfil es muy conservador, la realidad es que no tenemos mucha más opción que seguir apostando por estos productos. Por eso, lo que recomendamos es que –en un contexto como el actual- comparemos más que nunca las ofertas y vayamos moviendo nuestro dinero regularmente al banco que nos dé más por nuestros ahorros”, añade

Domiciliar la nómina abre la puerta de la rentabilidad

Actualmente, las cuentas más rentables son las que obligan al cliente a domiciliar una nómina. “Ofrecer una rentabilidad alta es uno de los ganchos que usan algunos bancos para captar nuevos clientes vinculados. Su rentabilidad es muy atractiva, pero tienen dos desventajas: por un lado, hay que vincularse y, por el otro, hay un saldo máximo sobre el que se calculan los intereses. De esta manera, el banco puede permitirse publicitar una rentabilidad muy alta limitando los intereses que paga a cada cliente”, relata Javier Mezcua, experto de Helpmycash.

La Cuenta Nómina de Bankinter sigue siendo la más rentable

Dicho esto, la cuenta más rentable es la Cuenta Nómina de Bankinter, con una rentabilidad de hasta el 5 por ciento TAE el primer año y de hasta el 2 por ciento TAE el segundo, calculada sobre los primeros 5.000 euros.

Le siguen la Cuenta Expansión Plus de Banco Sabadell, con un interés de hasta el 3 por ciento TAE para un saldo máximo de 10.000 euros y la Cuenta de Ahorro Bienvenida para nuevos clientes con nómina de Openbank, con una remuneración del 2,58 por ciento TAE el primer año (solo se remuneran los primeros 5.000 euros).

Publicidad
Publicidad

Los depósitos más rentables

En cuanto a los depósitos, los más rentables son de bancos de otros países de la Unión Europea y se pueden contratar por Internet a través de Raisin. Con un plazo de dos años, destaca el depósito de Banca Progetto al 1,06 por ciento TAE y el de J&T Banka al 1,04 por ciento TAE.

Con un plazo de un año, los más rentables son el plazo fijo de Haitong Bank al 0,71 por ciento TAE y los de Banca Progetto y BACB al 0,70 por ciento TAE.

La rentabilidad solo es uno de los factores que hay que analizar

A la hora de optar por uno u otro producto, Javier Mezcua, experto de Helpmycash, ofrece algunos consejos. “Si el objetivo es rentabilizar los ahorros, lógicamente la rentabilidad será el punto principal en el que habrá que fijarse. Pero también es importante comprobar si la entidad está adherida a un fondo de garantía y cuál es la solvencia del país en el que está ubicado el banco, sobre todo ahora que es tan fácil contratar productos de ahorro fuera de España”, explica.

Otros puntos que no hay que pasar por alto son las comisiones del producto, los requisitos de contratación y el importe mínimo y máximo que admite. Asimismo, en el caso de las cuentas hay que fijarse en el saldo máximo remunerable y, en el de los depósitos, en qué ocurriría si se necesitase rescatar el dinero antes del vencimiento.

Publicidad

En ese sentido, es preciso tener en mente que apostar por depósitos a muy largo plazo (los hay hasta de 10 años) que penalicen los intereses si cancelamos anticipadamente no es lo mejor en el momento actual, porqué pueden cambiar las circunstancias de mercado, según Antonio Gallardo, experto de Banqmi, el comprador financiero de iAhorro. “Por ello, hay que apostar por plazos de medios como 12 o 18 meses”, asevera.

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de