Ofensiva de la banca en comisiones por descubierto

Bancos que no aplicaban la penalización por descubierto han empezado a imponerla

En un contexto de subida de comisiones, la de descubierto, que se cobra cuando han pasado dos o tres días sin que se abone el importe pendiente (es decir, quedarnos en números rojos), comienza a ser aplicada por entidades que hasta la fecha no la tenían.

Bankinter, Abanca y Cajamar comenzaron ya a imponerlas, con importes que varían desde los 3,01 euros, 12 euros y 15 euros, respectivamente.

Publicidad

Esto contrasta con los 30 euros que cobra BBVA, que hasta la fecha era la más económica, hasta los 49 euros que cobra Banco Santander.

Así, según cálculos realizados por Asufin, para un descubierto de 100 euros con una comisión del 4,50 por ciento generaría un coste de 4,50 euros, pero con una comisión de 15 euros ahora se pasa a cobrar dicha cantidad, multiplicando por más de tres su coste, lo que afecta especialmente a los descubiertos de pequeño importe.

El año de las comisiones

Durante el último año, la banca emprendió una senda de subida de comisiones que afecta a diferentes servicios. Además, de la ya mencionada de descubierto, están las de mantenimiento de las cuentas o tarjetas, según el barómetro publicado por Asufin.

De esta manera, los clientes que no se vinculan a su entidad bancaria asumen un coste medio de 110 euros por mantener la cuenta y de 30,16 euros por la tarjeta de débito, lo que deja un total de 140,16 euros.

La comisión más abultada corresponde al Santander, que elevó, en un principio, de 144 a 240 euros anuales -94 euros más. Aunque posteriormente se vio obligada a recular y rebajar a 120 euros la comisión máxima que puede cobrar al cliente ante el temor de una fuga.

Publicidad

Le sigue Ibercaja, que pasó de 72 a 120 euros anuales, y Kutxabank, de 60 a 100 euros anuales.

Tras la absorción de Bankia, CaixaBank cobra a sus clientes no vinculados 60 euros, frente a los 48 euros reflejados hace un año en el I Barómetro.

En el caso del Sabadell, que aunque bajó la comisión de sus cuentas no bonificadas de 200 euros a 120 euros anuales, cobra 15 euros a sus clientes no vinculados al trimestre.

Publicidad

Los clientes no vinculados sufren la subida de comisiones en las tarjetas

Los clientes que no tienen una alta vinculación con la entidad son los que soportan estas subidas, también en las tarjetas en un momento en que la operativa en la oficina está cada vez más limitada.

De esta manera, CaixaBank cobra 8 euros más (36 euros en 2021, frente a los 28 euros en 2020); BBVA, 7 euros más (35 euros este año frente a 28 euros en 2020); Liberbank, 6 euros más (30 euros ahora frente a 24 hace un año), y Unicaja 32 euros ahora frente a 28 euros en 2020.

Críticas ante las comisiones

La presidenta de Asufin, Patricia Suárez, critica el alza de las comisiones ante "un contexto de intensidad en la digitalización de los servicios y cierre de oficinas, lo que debería llevar a una rebaja de comisiones”.

La concentración bancaria no juega a favor del cliente, puesto que con menos entidades, menos posibilidades de elección tiene el cliente y es más fácil que las entidades mantengan la estrategia de subida de cargos. 

En portada
Publicidad
Noticias de