Las tres cuentas sin comisiones que permiten operar sin domiciliar la nómina

Estos productos pueden ser una alternativa para ahorrar sin tener que domiciliar la nómina

Nómina y vinculación son las dos variables que define la banca para ofrecer cuentas sin comisiones. Sin embargo, todavía quedan entidades que ofrecen cuentas sin estos requisitos, que pueden ser útiles si se busca una segunda cuenta corriente.

En este sentido, “hay que diferenciar entre cuentas sin nómina, que hay muchas, pero pocas hay que sean sin ingresos”, explica Antonio Gallardo, experto financiero en iAhorro.

Publicidad

 Es decir, casi todas las cuentas nóminas permiten tener todas sus “ventajas” como gratuidad en comisiones de mantenimiento, en transferencias en zona EPA o tarjeta de débito siempre que realicen ingresos periódicos o mantengan saldos importantes. 

ING por ejemplo sí diferencia la cuenta con nómina de la sin nómina, pero obligando a esta segunda a tener ingresos mínimos de 700 euros al mes. 

Cuentas gratuitas provenientes de la banca 'online'

Dentro de las entidades tradicionales, la excepción es la Cuenta online de Openbank que sí tiene gratuidad de varios servicios sin obligar a la domiciliación de nómina.

ING también cuenta con una cuenta sin nómina, aunque acepta otros ingresos, como los ingresos del SEPA, a partir de 700 euros.

Publicidad
Publicidad

La Cuenta Clara de Abanca también es otra opción, aunque en el caso de querer disfrutar del regalo de los 150 euros es necesario domiciliar una nómina de al menos 600 euros y permanecer en la entidad 24 meses si se aceptan estas condiciones.

Los neobancos también tienen a disposición de los clientes cuentas sin ningún otro requisito que abrir la cuenta. Es el caso de N26, que tiene una cuenta corriente básica. 

Por regla general se trata de cuentas que provienen de la banca 'online', que al no tener una red física soportan menos costes y, por lo tanto, pueden mantener estas ofertas.

Los servicios que se pueden encontrar en las cuentas nómina

Estas cuentas ofrecen una operariva básica sin coste como puede ser el ingreso de cheques y transferencias en zona EPA, aunque excluyen la gratuidad en las inmediatas. 

También ofrecen tarjetas de débito, que suelen ser gratuita. 

Publicidad

El uso determina la elección

Elegir una u otra dependerá del uso. Como explica Gallardo, “si no vas a tener ingresos, Openbank es la que al no tener comisiones te permite tener una cuenta operativa sin incurrir en costes”. 

Si se tiene ingresos, por ejemplo, porque sea autónomo se tiene que fijar en los servicios añadidos que te ofrezca. Las transferencias sin límite son, por ejemplo, muy importantes para este colectivo o el ingreso gratuito de cheques. 

Y, es que una cuenta corriente sin coste, puede ser muy útil para ahorrar, por ejemplo, guardar dinero para imprevistos o separar unos gastos de otros.

A tener en cuenta

A la hora de contratar este tipo de cuentas hay que tener en cuenta una serie de cuestiones.

La primera es definir su uso. No será igual, si sólo se quiere destinarla a ahorrar una parte de sus ingresos, que si requiere una operativa constante.

Publicidad

Costes.  No debe de olvidar que pueden cambiar las condiciones de la cuenta o, que en caso de que no cumpla los requisitos, puede estar sometido a comisiones, que en muchas ocasiones pueden ser elevadas.

En portada
Publicidad
Noticias de