El euríbor abaratará las hipotecas a pesar de subir por segundo mes

El indicador más usado en las hipotecas cierra marzo en el -0,48%

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, cerró marzo en el -0,487%, lo que supone la segunda consecutiva del valor.

Aún así, los hipotecados que registren sus créditos hipotecarios no experimentarán ningún incremento, sino que registrarán una fuerte bajada de sus cuotas.

Publicidad

Esto se debe a que hace un año, el euríbor se situó en el -0,266%, y empezó una lenta escalada que culminó en mayo, cuando se aproximó al 0%.

Con estas cifras, el euríbor parece haber alcanzado su suelo, que estará próximo al -0,50%, pero sin rebasarlo ya que este porcentaje es el mismo que aplica el Banco Central Europeo (BCE) a los bancos que dejan su dinero depositado en el organismo.

Relacionado:

El euríbor se estabiliza a la espera del BCE

Publicidad
Publicidad

Un ahorro que rebasará los 300 euros

A pesar del freno a las del euríbor, los hipotecados seguirán beneficiándose este mes de importantes descuentos en su cuota. 

Los que tengan un préstamo variable de 150.000 euros a 30 años pasarán de pagar 463,95 euros al mes, con el euríbor de marzo anterior (-0,266%), a desembolsar 450,18 euros de cuota con el dato actual. Por lo que el ahorro será de 13,77 euros al mes y de 165,24 euros al año. 

En el caso de una hipoteca variable de 300.000 a 30 años verán su cuota bajar de 927,90 euros a 900,36 euros, ahorrando 27,54 euros al mes y 330,48 euros durante los próximos doce meses.

Relacionado:

El tipo inicial de las hipotecas supera en casi 3 puntos al euríbor

Publicidad

El euríbor permanecerá negativo lo que queda de década

El euríbor comenzó con unas leves subidas en febrero, que continuaron en marzo y podrían replantear si estamos ante un cambio de tendencia del indicador.

No obstante, a realidad es que los expertos son algos más cautelosos al respecto e, incluso, algunas de las estimaciones lanzadas desde el sector financiero apuntan que seguiremos con tipos por debajo del cero hasta finales de esta década. 

En este aspecto, el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, considera que “aún es pronto para hablar de plazos de tiempo tan largos, pero que, sin duda, veremos fluctuaciones durante estos años en el índice hipotecario y, a corto plazo, se mantendrá en terreno negativo”.

Precisamente, los expertos de Bankinter creen que el euríbor a doce meses, el más utilizado en las hipotecas, cerrará 2021 en el -0,45%.

Publicidad

Para el siguiente año, el indicador podría repuntar hasta el 0,42%.

En cuanto al euríbor a tres meses, el que utiliza la banca para sus préstamos interbancarios, se mantendrá sin cambios en el -0,50% tanto para 2021 como 2022.

La media de marzo se sitúa en el -0,536%.

Pendiente de la política del BCE

El euríbor mantiene una relación muy estrecha con la política del BCE. En ese sentido, el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona mantiene sus previsiones económicas para 2021.

Sin embargo, no descarta cualquier cambio en el rumbo de su política, siempre y cuando sirva para calibrar el impacto negativo de la pandemia

Publicidad

No obstante, “las próximas medidas que tome el BCE afectarán al euríbor, pero en menor medida. Es poco probable que volvamos a ver al indicador en niveles semejantes a los de hace unos meses, cuando tocó fondo”, afirma Colombelli.

Colombelli hace referencia a lo sucedido durante buena parte de 2020. 

La tibieza de las medidas aprobadas por el BCE para tapar las heridas económicas provocadas por la pandemia de coronavirus provocó un repunte del euríbor. 

Este fue alimentado por las dudas que surgieron entre los bancos sobre su situación financieras. 

Y terminó explotando por las subastas de liquidez, las PELTRO, con condiciones más que ventajosas. Esto provocó que los bancos acudieran a financiarse con tipos del -1% antes que el interbancario.

Este conjunto de circunstancias llevó al euríbor a situarse en mayo en el -0,081% el nivel más alto en cuatro años.

Las recargas del PEPP hundieron el euríbor

El Programa de Compras Pandémico, conocido por sus siglas en inglés como PEPP nació dotado con 750.000 millones de euros. Pero enseguida se vio que era corto. En la reunión de mayo, la actual presidenta del organismo, Christine Lagarde, anunció un aumento de 500.000 millones.

Con este incremento dejaba claro que la política acomodaticia se alargaría en el tiempo y el euríbor comenzó a caer hasta situarse en torno a su suelo en el -0,50%.

En diciembre, el BCE volvió a recargar el PEPP con otros 500.00 millones. Esto llevó al euríbor a marcar mínimos en el -0,505% en el cierre de enero.

En portada
Publicidad
Noticias de