Los títulos de DIA se van a mínimos de 9 meses antes de la junta de accionistas

Los títulos del grupo de supermercados DIA han cerrado este lunes a 44 céntimos, su valor más bajo desde el[…]

Los títulos del grupo de supermercados DIA han cerrado este lunes a 44 céntimos, su valor más bajo desde el pasado 4 de febrero, en la jornada previa a una nueva junta de accionistas extraordinaria. Las acciones de DIA se depreciaron durante la sesión en el mercado continuo un 2 %, en línea con la tendencia a la baja que muestran en bolsa desde hace casi un mes. La compañía ha sido noticia hoy lunes por causa de su máximo accionista, el magnate ruso Mijaíl Fridman, ya que se ha conocido que la Justicia le investiga como presunto responsable de un "entramado societario criminal" diseñado para provocar que los títulos de la cadena de supermercados cotizaran a precios bajos para poder comprarla posteriormente más barata.

Justo hoy, Fridman también ha declarado como investigado en la Audiencia Nacional pero por otro caso, el de la quiebra del grupo tecnológico Zed, que presenta similitudes con el de DIA al estar igualmente acusado de propiciar a través de "subordinados" la asfixia de la empresa para después adquirirla a un "precio irrisorio".

En el auto del Supremo sobre lo ocurrido en la cadena de supermercados, se precisa que finalmente será la Audiencia Nacional la que también se hará cargo de este expediente.

El documento alude a un informe policial en el que se apunta que Fridman lideró una trama que "mezcla personas físicas y jurídicas de diversas nacionalidades -entre ellas, mercantiles noruegas-" para hacer caer el precio de la acción.

Además, se advierte de que "en países como EE.UU., Reino Unido y Holanda las operaciones por este empresario están supervisadas intensamente, lo que no ocurre en España".

El Supremo apunta que se "sospecha" que se haya producido "un perjuicio patrimonial" que afecte a accionistas y trabajadores de DIA en diferentes regiones españolas, con un impacto aún por calcular, pero superior a 7 millones de euros.

Después de 18 meses como accionista minoritario, Fridman lanzó una opa sobre la cadena de supermercados DIA el pasado mes de febrero, que acabó cerrando con éxito en mayo al hacerse con una participación del 69,76 % a través de la sociedad LetterOne.

La firma cotizaba en torno a los 5 euros cuando el magnate ruso se hizo con un paquete accionarial del 10 %, en julio de 2017; desde entonces su precio se desplomó de forma paralela a una grave crisis interna que colocó al grupo de distribución -que además de en España también opera en Argentina, Brasil y Portugal- al borde de la quiebra.

Publicidad
Publicidad

De hecho, parte clave de la solución que permitió a DIA no caer en la insolvencia fue el compromiso de su mayor accionista de lanzar una ampliación de capital que se someterá mañana martes al criterio de la junta.

La recapitalización será de un máximo de 605 millones de euros, de los cuáles 500 millones están asegurados por el magnate ruso.

La aprobación de todos los puntos del orden del día se da por segura en esta cita -es la tercera vez que los accionistas son llamados a votar en lo que va de 2019- debido a la mayoría con la que cuenta Fridman.

Publicidad

También se espera que vea luz verde una reducción de capital por valor de 56 millones de euros.

En sus últimos resultados, correspondientes al primer semestre, DIA informó de que sus pérdidas alcanzaron los 418,6 millones de pérdidas, catorce veces más que un año antes.

En portada

Noticias de