JP Morgan y Morgan Stanley elevan su recomendación sobre Repsol

Jefferies también sube el precio objetivo de la petrolera española desde los 10 hasta los 11,30 euros

Los expertos de los bancos de inversión internacionales examinan con lupa Repsol en los últimos días y parece que la compañía está superando el examen. Este martes, por ejemplo, los colosos estadounidenses JP Morgan y Morgan Stanley elevaron su recomendación sobre la petrolera.

En concreto, JP Morgan incrementó su recomendación desde infraponderar hasta neutral, con un precio objetivo a doce meses de 12 euros; mientras que Morgan Stanley subió su precio objetivo desde los 10 euros hasta los 10,90 euros por acción.

Por su parte, otro banco de inversión, Jefferies, subió su precio objetivo desde 10 euros a 11,30, el día anterior.

En el lado negativo, un cuarto banco de inversión, Exane BNP Paribas, rebajó su recomendación sobre Repsol a “desempeño inferior” respecto a “neutral”.

En cuanto al precio objetivo para la compañía, la entidad francesa lo situó en 10 euros, un nivel un 1,9% inferior al precio de cierre de la víspera.

Los ojos puestos en Repsol

Todos estos nuevos análisis de la petrolera se unen a los diversos informes que se publicaron tras la presentación de los resultados del cuarto trimestre, el 18 de febrero.

Entonces, los analistas de UBS (que tienen Repsol en recomendación de compra con un precio objetivo de 11 euros) valoraron positivamente unas cuentas mejores de lo pronosticado por ellos mismos y alabaron que la compañía está bien posicionada para el incremento de la demanda de petróleo pero también por su estrategia de renovables, que le da resistencia a posibles presiones sobre el valor.

Publicidad
Publicidad

Los expertos de Alantra (que también tienen recomendación de compra y un precio objetivo de 11,41 euros) publicaron un informe el mismo día.

“Después de un par de trimestres con alta volatilidad e incertidumbre operativa, las cosas parecen volver a encaminarse para Repsol. Paralelamente, la empresa está haciendo su tarea en términos de opex y generación de efectivo, reduciendo su exposición a los precios del petróleo y el gas; mientras aumenta la sostenibilidad de su dividendo. Además, vemos un potencial alcista de las transacciones corporativas (relacionadas con la venta de su filial de renovables)”, dice el documento.

Comentarios elogiosos hacia Repsol

CaixaBank, Kepler y Société Générale publicaron comentarios en la misma elogiosa línea por esas mismas fechas.

Así las cosas, la balanza se encuentra completamente inclinada hacia las recomendaciones de “neutral” o “comprar” en el consenso del mercado, con muy poca presencia de consejos de venta.

Publicidad

Específicamente, 14 analistas recomiendan “comprar” (el 42,4%); 16 que prefieren “mantener” (el 48,5%); y 3 optan por “vender” (el 9,1%).

Los precios objetivos actualizados en los últimos tres meses oscilan entre 9 euros y 19,18 euros, lo que sitúa el precio objetivo de consenso en los 11,54 euros. Esto supone un potencial del 13,6% frente al entorno de los 10,16 euros a los que la petrolera cotiza actualmente.

Una interrupción en una espectacular trayectoria al alza

Todos estos informes positivos se enmarcan en una recuperación de la cotización de Repsol, que sube un 128,50% desde los mínimos del mes de octubre “gracias a la esperanza de que los avances en la vacunación aumenten la demanda de crudo y también al acuerdo firmado con Vow ASA para la descarbonización de la industria”, explica Sergio Ávila, de IG Markets.

Aun así, Repsol recibió estas buenas noticias en rojo, pues las acciones de la compañía se encuentran en una fase correctiva de corto plazo desde el pasado 5 de marzo después de haber subido tanto.

Publicidad

En todo caso, Ávila resta importancia a este movimiento bajista. “A pesar de la corrección en la que se encuentra, la tendencia del valor sigue siendo claramente alcista. Ayer encontró apoyo en la media móvil de medio plazo y consiguió cerrar por encima del soporte de los 10,05 euros”, explicó en un comentario publicado este martes en el que añade que, para salir del movimiento correctivo, “tendría que volver a generar máximos crecientes de corto plazo”.

En portada
Publicidad
Noticias de