Fluidra se estrena en el IBEX 35: gran compañía, poco potencial

La compañía de equipamiento para piscinas Fluidra se revaloriza un 223,87% en 12 meses y cotiza en máximos históricos

El fabricante de equipamiento para piscinas Fluidra se convertirá hoy en el nuevo miembro del IBEX-35 y lo ha celebrado con el anuncio de que incrementará el dividendo en un 90% hasta los 0,4 euros por acción, publicado este mismo viernes.

Publicidad

Se trata de una compañía con unos excelentes fundamentales y una gestión reconocida por todos que, sin embargo, presenta escaso potencial tras una revalorización del 223,87% desde los mínimos de marzo de 2020.

Actualmente, Fluidra cotiza en máximos históricos en el entorno de los 23,85 euros.

“Es una compañía que lo ha hecho muy bien, con muy buenas perspectivas. Hace unos años hicieron una fusión que les ha ido muy bien y tienen un equipo gestor muy eficiente. Pero una cosa es la gestión y otra cosa es su valoración en bolsa. Todas esas buenas perspectivas y buen hacer ya están recogidas en el precio”, explica Álvaro Arístegui, el analista de Renta 4 que sigue el valor.

Por ello, en Renta 4 han colocado el valor en “infraponderar” con un precio objetivo de 20 euros, por debajo de los 23,85 a que cotiza actualmente.

Publicidad
Publicidad

Fluidra tiene poco potencial a los precios actuales

“Está a PER de 35 y no esperamos que eso pueda seguir subiendo porque no vamos a ver una expansión de los ratios más allá de donde están ahora”, insiste Arístegui.

Sergio Ávila, de IG Markets, coincide con Arístegui en decir que, ahora mismo, no es el mejor momento para comprar Fluidra, por mucho que esté en una clara tendencia alcista desde que en mayo del año pasado reportase beneficios de 1,6 millones frente a las pérdidas de 2,6 millones del mismo periodo de 2019.

“Es un valor que si se tiene en cartera se puede mantener perfectamente en el medio y largo plazo siempre que cotice por encima de los 18,76 euros. Si bien es cierto, el punto de entrada ahora ya no es óptimo, ya que dicho soporte importante se encuentra lejos de los niveles de cotización actuales”, apunta este experto.

Tampoco la subida del dividendo parece despejar sus dudas. "Un aumento de dividendos siempre es un factor que gusta mucho al inversor español y ello podría ser un catalizador adicional para sus acciones, que se suma a las buenas perspectivas que ya tiene la empresa. Sin embargo, el punto de entrada ya no es bueno debido a que está muy lejos de zonas de soportes", insiste.

Un precio objetivo por debajo de la cotización

Y esas mismas dudas refleja el consenso de analistas de Bloomberg, donde seis recomiendan ‘comprar’, cinco ‘mantener’ y otros cinco ‘vender’.

El precio objetivo de consenso es de 21,35, también por debajo de los precios actuales.

Publicidad

Por eso, Ávila cree que lo ideal sería aprovechar eventuales correcciones para comprar acciones de una empresa con unas características y fundamentales muy positivos, a su juicio:

  • - Opera en más de 45 países y posee una cartera con algunas de las marcas reconocidas y confiables de la industria, incluidas Jandy, AstralPool, Polaris, Cepex, Zodiac, CTX Professional y Gre.
  • - Su margen neto es del 6,61% y la rentabilidad de sus fondos propios es del 3,98% (frente a una rentabilidad del 3,73% para el conjunto de la industria).
  • - La rentabilidad de los activos es del 3,44%, superior al 2,01% de su industria.
  • - Es una empresa que no está muy apalancada. Su deuda total sobre fondos propios es del 55,25% cuando su industria tiene una deuda del 230,51%.
  • - Los resultados para todo el año de 2020 fueron muy buenos. Sus ventas aumentaron un 8,8% y su beneficio neto fue de 96 millones, más de once veces superior al que tuvo en 2019.
  • - Para 2021 ha elevado sus previsiones y espera que el aumento de ventas se sitúe entre el 12%-15% desde la previsión del 6%-9% anterior. El crecimiento del BPA se espera entre un 17%-25% cuando la previsión anterior se situaba entre el 12%-20%.

“Es una empresa con fuerte potencial de crecimiento. Esperamos que crezca en el entorno del 21,5% anual en los próximos años y, a pesar de ello, también reparte dividiendo, lo cual es buena noticia para los inversores. Su rentabilidad por dividendo es del 0,88%”, apunta Ávila.

Esperar a un buen punto de entrada

Pero, ¿cuándo podría darse ese punto de entrada? Imposible saberlo, pero Ávila recuerda que, “normalmente, los tres meses posteriores a la entrada de un valor en un índice importante, suelen ser negativos”, por lo que quizás se pueda producir “alguna nueva oportunidad para subirse a la tendencia”.

“Pero, hasta que eso ocurra, debemos esperar”, añade este experto.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de