Duro castigo a Santander tras perder el 35% de su beneficio

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 3.732 millones de euros en los nueve primeros meses del año, el 35% menos que un año antes, tras dotar 2.448 millones, principalmente, por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido. En el trimestre, la entidad ha obtenido un beneficio atribuido de 501 millones de euros, el 75% menos que en el mismo trimestre del a año pasado. Esta cifra queda por encima de los 457 millones que calculaba el consenso de analistas de Bloomberg. No obstante, las acciones de Santander han abierto hoy en la Bolsa de Madrid con una caída que ronda el 1,7%, en parte porque descuenta el pago de dividendo. 

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 3.732 millones de euros en los nueve primeros meses del año, el 35% menos que un año antes, tras dotar 2.448 millones, principalmente, por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido. En el trimestre, la entidad ha obtenido un beneficio atribuido de 501 millones de euros, el 75% menos que en el mismo trimestre del a año pasado. Esta cifra queda por encima de los 457 millones que calculaba el consenso de analistas de Bloomberg. No obstante, las acciones de Santander han abierto hoy en la Bolsa de Madrid con una caída que ronda el 1,7%, una vez descontando el dividendo. No obstante, al cierre de la sesión sufría un recorte del 4,06%. 

Excluidos estos cargos, el beneficio en los primeros nueve meses del año fue de 6.180 millones de euros, un 2% más que en el mismo periodo del 2018. En el tercer trimestre, la entidad obtuvo un beneficio de 2.135 millones de euros, la mayor cifra desde junio de 2010. 

El pasado 24 de septiembre Santander ya anunció que asumía un deterioro de 1.500 millones de euros en el fondo de comercio de su filial británica, Santander UK, como consecuencia de la presión regulatoria, la mayor competencia y la incertidumbre sobre el impacto en la economía por el "brexit". Como consecuencia de los cargos asumidos en el tercer trimestre (1.634 millones), el beneficio neto entre julio y septiembre se ha reducido el 75 %, hasta 501 millones, tal y como informó ya ayer Finanzas.com

Los ingresos crecen el 3,9%, más de lo esperado

En los primeros nueve meses del año, Santander obtuvo unos ingresos totales de 36.902 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,9% respecto al mismo periodo de 2018 y además supera la previsión de 36.688 millones que manejaba el consenso de analistas. El banco aumentó en casi seis millones el número de clientes en los últimos doce meses y ya tiene 144 millones de clientes, más que cualquier otro banco de Europa y América.

Santander considera que la transformación comercial y digital ha seguido mejorando la calidad y recurrencia de los ingresos, con un aumento del margen de intereses del 4,6% en tasa interanual, hasta 26.442 millones, y un alza de los ingresos del 3%, hasta 36.902 millones. El margen bruto también creció el 2,8%, y el neto, el 2,9%. La calidad crediticia siguió mejorando en el trimestre: la tasa de mora se redujo en cuatro puntos básicos en el trimestre, hasta el 3,47%. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona cuando concede un crédito, también se mantuvo estable en el 1%. 

La entidad continuó generando capital orgánicamente (19 puntos básicos en el trimestre) que compensó el impacto de varios efectos regulatorios. Como resultado, la ratio de capital CET1 se situó en 11,30%, en línea con su objetivo a medio plazo de 11-12%.

El Grupo confirmó en septiembre un primer dividendo contra los resultados de 2019 por un importe de 0,10 euros por acción, que abonará a partir del 1 de noviembre de 2019, y confirmó su intención de mantener un porcentaje del beneficio atribuido ordinario que se dedica al dividendo (payout) de entre el 40% y el 50%, y que la proporción del dividendo en efectivo sea al menos de la misma cuantía que el año pasado.

Publicidad
Publicidad

Brasil y México, los mercados clave

Por zonas geográficas, los resultados siguen evidenciando la dependencia del banco cántabro en la prosperidad del negocio en América Latina, mientras que en Europa, aún el principal mercado, toca luchar para capear el temporal. 

Santander UK, la división del Reino Unido y la tercera unidad más grande del grupo, está luchando contra las regulaciones que obligan a los bancos a separar el comercio minorista y las operaciones de banca de inversión, lo que ha generado más competencia en el mercado hipotecario. Por el contrario, Brasil y México han crecido de manera constante en la contribución al beneficio del grupo. 

Publicidad

Europa contribuyó con un 46% al beneficio ordinario del grupo; América del Sur, un 38 %, y Norteamérica, un 16%, aunque el salto de calidad llega otra vez desde Brasil, el país que más ha aportado al beneficio ordinario del grupo, con un 29%, seguido por España, que ha contribuido el 15%, Santander Consumer Finance (13%), Reino Unido (10%), México (8%) y Estados Unidos (8%).

En Brasil, el beneficio ordinario atribuido acumulado hasta septiembre alcanzó 2.249 millones, el 16,4% más; y en España, 1.185 millones, el 3,3% más; mientras que en Reino Unido cayó el 19,1%, hasta los 828 millones. En México ganó 659 millones de euros, el 19,6 % más; y en Estados Unidos, 619 millones, el 35,2 % superior. En Chile, el beneficio subió el 2,9 %, hasta los 473 millones, y en Argentina, lo hizo un 47,3 %, hasta 97 millones.

En portada

Noticias de