Bankia: "La visión del mercado no es la más acertada con la entidad"

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, culpa a los tipos de interés de no privatizar Bankia, de la falta de fusiones en el sector y del mal desempeño bursátil. Además, descartan el pago de un dividendo extraordinario.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha afirmado durante la presentación de resultados de la entidad que la visión que tiene el mercado del valor "no es siempre la más acertada". Sevilla ha asegurado que se han visto "volatilidades" poco explicables sobre todo cuando se han presentado resultados. El caso es que Las acciones deBankia se hunden esta mañana alrededor del 2,8% y son las peores dentro del Ibex 35. Los inversores castigan al banco nacionalizado tras la presentación de unos resultados que el mercado considera débiles, peores de lo esperado y con una tendencia de ingresos trimestrales preocupantes. Este último factor, los ingresos, es el que más preocupa a los analistas.  

Sevilla cree el mercado ve con negatividad al sector por culpa de los tipos de interés en negativo, y más en el caso de Bankia que está más expuesta que otros competidores. Pero estima esta visión puede cambiar en el corto plazo ya que los inversores "comienzan a descontar una política de tipos normalizada". Pese a ello, no ve una subida de tipos de interés en el medio plazo y considera que es una situación estructural que se mantendrá en el tiempo.

Debido a este marco, sentencia Sevilla, el entorno actual no es el mejor para la privatización de Bankia y hasta que los inversores no vean un panorama más positivo "el mercado no verá más atractiva a Bankia". En este sentido, y en relación a Artisán, accionista con más del 3%,  Sevilla no está seguro de que estén pensando en incrementar su posición. Califica la relación con este principal inversor privado como "fluida", aunque ahora no es estén en conversaciones, las cuales pretenden retomar pronto desde la entidad.

Otro de los puntos fundamentales que frena al sector por lo tipos de interés bajos, en opinión de Sevilla, es la consolidación bancaria la cual ve como "una oportunidad para mejorar las cuentas", pero añade que no hay ninguna posibilidad sobre la mesa "por muchas que han sonado".

Sin estimaciones de beneficio futuro

En el tercer trimestre, el banco ha reportado un beneficio neto de 176 millones de euros, cifra inferior a los 178 millones de euros que esperaba el consenso de analistas. No obstante, el margen de intereses del trimestre se ha quedado en 502 millones, prácticamente en línea con los 501 millones vaticinados por los expertos. 

"Se confirma la debilidad de los ingresos", dice al respecto de estas cifras Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco. En su opinión, los resultados del tercer trimestre "se han situado ligeramente por debajo de nuestras estimaciones en margen de intereses (-1%), margen bruto (-1%) y margen neto (-4%).

La entidad ya informó en la anterior presentación trimestral de cuentas que no iban a cumplir con la estimación de 2.000 millones de euros de beneficio para 2020. Ahora, Sevilla ha declarado que no tienen ni nuevas estimaciones ni nuevos objetivos de beneficios, de los cuales informarían a final de año. De este modo, desde la entidad se apunta que para hacer cualquier pronóstico "es fundamental mirar los escenarios futuros tipos de interés y el euríbor".

Publicidad
Publicidad

Los economistas de Jefferies dicen que los resultados han estado caracterizados por unos "ingresos core" más débiles y por las mayores provisiones, lo que a su vez se ha visto compensado por el fuerte desarrollo comercial. Entre los aspectos negativos, en este bróker destacan la caída de los préstamos, el rendimiento de los bonos y la mayor presión sobre los volúmenes, con unas comisiones también más débiles de lo esperado. Además, las provisiones de 132 millones también han sido superiores a lo que calculaban. 

Respecto a la rentabilidad financiera, los analistas de Bankinter observan que el RoTE (rendimiento sobre el capital tangible) se ha suavizado hasta el 6,2%, frente al 6,5% reportado en el segundo trimestre. Además, apuntan, la cuenta de pérdidas y ganancias refleja el impacto negativo de los bajos tipos de interés sobre el stock de crédito (en su mayoría ligados al Euríbor) y el peso de las hipotecas en el balance. 

Descartado dividendo extraordinario

Publicidad

En la parte positiva, todos los analistas destacan la solvencia de Bankia, con el ratio de capital CET1 'fully loaded' alcanzando el 13%, muy por encima de la media del sector y superando el objetivo del 12% que la entidad tenía para el conjunto del año. 

Con todo, tienen un capital acumulado de 1.280 millones de euros para devolver a los accionistas en forma de dividendo cuyo pago tendrán que acometer en un solo ejercicio, el próximo año como límite tal y como estipula el plan estratégico, puesto que han descarto un pago de dividendo extraordinario para este año.

Sevilla ha apuntado que las palancas establecidas en el plan estratégico "adquieren aún más importancia que nunca" y que uno de los focos principales la reducción de activos improductivos. En este sentido, ha comunicado que durante este ejercicio se han desecho de improductivos por valor de 1.400 millones de euros. El objetivo para está marcado en 2.000 millones para 2020, hasta que el peso se reduzca al 3%. El consejero delegado ha afirmado que, según sus estimaciones, "se cumplirá con la cifra". La seguridad de la afirmación pasa por el hecho de que prevén llegar al 90% del total en este ejercicio y dejar 1.000 millones, desde los 1,4 billones de hace 3 años, para 2020.

En portada

Noticias de