Sanidad determina como no apta para consumo humano el agua en Canido (Vigo)

La Consellería de Sanidad ha detectado en dos análisis consecutivos de muestras de agua en un punto de la red de distribución de Canido niveles de trihalotetanos superiores al límite a partir del cual el agua se considera no apta para el consumo humano.

El parámetro máximo de trihalometanos (suma de cloroformo, bromodiclorometano, dibromoclorometano y bromoformo) es de 100 microgramos por litro y las muestras de Sanidad tomadas los días 8 y 12 de enero en un punto de la zona de Canido arrojaron tasas de 124 y 127, respectivamente.

Así se lo ha trasladado Sanidad al Ayuntamiento de Vigo y a la concesionaria municipal del agua, Aqualia, que son las que deben delimitar el radio hasta el que se debe extender la recomendación de no beber ni cocinar con agua de la traída hasta que pruebas ulteriores demuestren una estabilización de estos parámetros.

El gobierno local de Vigo ya ha puntualizado que todas las analíticas realizadas por Aqualia en las que se muestrean los trihalometanos ofrecen un resultado siempre por debajo de los 100 microgramos/litro, el límite establecido por la normativa.

Señala la corporación viguesa en un comunicado que estas analíticas han sido enviadas a diario a la Xunta desde el pasado 8 de enero hasta hoy, y añade que, "una vez más", la administración autonómica "tiene que rectificar" a propósito de la calidad del agua en la ciudad.

Desde la Xunta alegan que se adopta esta medida "con carácter preventivo" y sin ánimo de crear "alarma", según ha señalado en rueda de prensa la delegada territorial de Sanidad, Ángeles Feijóo.

La administración autonómica reclama al Ayuntamiento y a Aqualia que adopten medidas correctoras inmediatas para eliminar riesgos potenciales para la salud.

Tanto Feijóo como Mercedes do Monte, farmacéutica jefa de la inspección de Sanidad Medioambiental de la Xunta, han incidido en que para que se dé un riesgo potencial para la salud debería haber un consumo prolongado en el tiempo de agua con índices altos de trihalometanos.

Ambas han recalcado que no hay suficientes evidencias científicas sobre posibles efectos cancerígenos del consumo continuado de trihalometanos.

Sanidad aclara en un comunicado que aunque no es recomendable beber ni cocinar con agua con estos parámetros sí se puede emplear en el resto de usos como el baño o la ducha, la utilización en clínicas dentales, limpieza de materiales y alimentos de todo tipo.

La generación de trihalometanos está asociada con el proceso de desinfección del agua debido a la reacción del cloro con la materia orgánica.

Mercedes do Monte ha achacado esta situación a la aplicación de reactivos en la potabilizadora del Casal para equilibrar otros parámetros como el hierro, el aluminio o la turbidez, que han ido mejorando en las últimas semanas.

Ha revelado que en las analíticas de Sanidad y en las de Aqualia a lo largo de este mes se vienen dando valores de trihalometanos "al límite" del máximo permitido de 100 microgramos por litro en este punto de la red de abastecimiento en Canido y en otros de Vigo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.