PSPV, Compromís y Podemos apoyan nombre "À." y PP y Cs piden reconsiderarlo

PSPV, Compromís y Podemos han defendido la libertad del consejo rector de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació en la elección del nombre de "À." para la nueva radiotelevisión valenciana, mientras que el PP y Cs han pedido reconsiderarlo porque se identifica con el independentismo catalán.

En declaraciones en los pasillos durante el pleno de Les Corts, los portavoces de los grupos se han manifestado así después de que el consejo rector eligiera el nombre, que se pronuncia "a punt", entre las 82 propuestas presentadas al concurso público para la denominación e identidad visual de la sucesora de la antigua RTVV.

El portavoz del PSPV, Manuel Mata, ha incidido en que la elección se ha realizado "por concurso público" y que los grupos políticos "no pueden entrometerse", además de hacer hincapié en que, tras la elección de la marca, se iniciará un test para ver "cómo se adapta mejor y si es exitoso".

"Los grupos no podemos reconducir nada porque no somos nadie para obligar al consejo rector, esos tiempos pasaron, le podemos pedir explicaciones", ha apuntado y ha insistido en que el consejo rector es "independiente" y como ciudadano confía en que el test de la marca permita ver si "es la mejor, la que más unanimidad y pasión y menos memes genera, o no".

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha asegurado que "nunca" hubiera pensado tener que comparecer para hablar del nombre de la televisión pública porque responde a "un criterio técnico" y que no iba a hablar de si le gustaba ni del proceso de elección "realizado por una televisión independiente".

Ha rechazado que la nueva directora, Empar Marco, haya tenido que ver con la elección, ha ironizado con que avisará a su madre para que no diga que "la paella está a punto" por si la tachan de catalanista y ha recordado que la exalcaldesa popular Rita Barberá ya puso ese nombre a una agencia de colocación.

"El tema de los telefonazos y la presión política a las televisiones se tiene que acabar y hay que dejar trabajar a la Corporación de manera independiente", ha concluido.

El diputado popular Jorge Bellver ha anunciado que su grupo va a pedir al consejo rector de la CNMC que "reconsidere" su decisión porque lo que acepta como "una casualidad sorprendente" no se convierta en una "casualidad sospechosa".

Ha asegurado que la mayoría de grupos "no están contentos" y que su representante en el consejo también pedirá una reconsideración y ha sentenciado que el nombre de la nueva radiotelevisión valenciana "no puede ser un eslogan del independentismo catalán".

El diputado de Ciudadanos Antonio Subiela ha considerado que "las prisas y la precipitación se han metido en medio del proyecto de reapertura de la radiotelevisión valenciana" y ha pedido al consejo rector que reconsidere si puede "reconducir esta situación de tirar atrás" un proceso que ha definido como "limpio y participativo" y no empezar "con más polémicas" porque eso "no es empezar con buen pie".

Subiela ha incidido en que el nombre, además de tener "mil aplicaciones en la empresa privada" y haber sido usado por el anterior gobierno de València, "aparece identificado con el movimiento independentista catalán", lo que se suma a "las sombras sobre Empar Marco en TV3", algo que no les gusta.

El portavoz de Podemos, Antonio Montiel, ha defendido que se convocó un doble concurso público para la elección del nombre y del diseño corporativo y que "por coherencia, seriedad y deber con la ciudadanía", van a "exigir respeto" a la decisión.

Ha instado a creerse que son una televisión y un consejo "independiente de los partidos políticos" y ha afirmado que si los portavoces "creen que pueden levantar el teléfono para decirle a su representante en el consejo rector lo que tiene que hacer, desde la sección de la denominación hasta la marca de la batería de las cámaras, nos equivocamos".

"Si un grupo se empeña en limitar capacidad del consejo rector en una de sus primeras decisiones, estarán marcado un camino de que quieren una televisión politizada y controlada desde los despachos", ha concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.