Ningún medio de transporte cubre sus costes si se incluye el medioambiente

El ferrocarril y el transporte marítimo son los únicos medios que no cubren sus costes de infraestructura (inversión y mantenimiento), aunque ninguno de ellos, ni siquiera el transporte por carretera, logran compensar los costes totales, que incluyen también el impacto en el medio ambiente.

Éstas son algunas de las conclusiones del informe "Las cuentas del transporte en España" elaborado por tres profesores universitarios y presentado hoy en Madrid en un acto organizado por Fedea.

El informe utiliza datos de 2013 y no incluye infraestructuras urbanas, es decir, deja fuera las calles, el metro y el tranvía.

En el capítulo de ingresos, se tienen en cuenta los peajes, tasas y cánones por el uso de las infraestructuras y los impuestos especiales, y se descuentan las subvenciones.

Con este punto de partida, sólo el transporte por carretera y el aéreo logran cubrir con sus ingresos los costes de infraestructura, que incluyen la inversión y el mantenimiento.

En concreto, el transporte por carretera logra una cobertura del 142 %, frente al 110 % del transporte aéreo.

Por el contrario, el transporte marítimo se queda en un 84 % y el ferrocarril registra incluso un porcentaje negativo, del 2,7 %, porque las subvenciones son superiores a lo que pagan los operadores por utilizar la infraestructura.

Sin embargo, si se tienen en cuenta los costes totales asociados a las infraestructuras, lo que incluye costes externos como los derivados de los accidentes y los medioambientales, ningún medio de transporte logra una cobertura del cien por cien.

El transporte por carretera alcanza una cobertura de entre el 49 % y el 75 %, dependiendo de los costes externos que se incluyan; mientras que el aéreo se queda en una horquilla de entre el 29 % y el 67 %.

También en este caso, el ferrocarril registra una cobertura negativa, de entre el -2,60 % y el -2,50 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.