Netflix: sólidos resultados y débiles perspectivas

Algunas empresas van a beneficiarse del confinamiento de la población.

Netflix cerró su ejercicio fiscal 2019 con unos beneficios de 1.866 millones de dólares, lo que supone un 54% más que el año anterior, pese a haber empezado a dar señales de desaceleración. Y es que la compañía ha pronosticado que sumará menos suscriptores este trimestre de lo que Wall Street esperaba, renovando los temores de que la nueva competencia en 'streaming' de Apple, Disney y otros gigantes está frenando su crecimiento. 

La compañía ha ofrecido unas proyecciones de 7 millones de suscriptores de pago en el primer trimestre, muy por debajo del pronóstico de 7,82 millones. Sin embargo, Netflix presentó resultados en general optimistas superando las previsiones de suscriptores, ganancias y ventas. Como reacción a esta cifras, las acciones del grupo subían alrededor del 2% en el mercado fuera de horas. 

Los inversores de Netflix se preguntan si terminaron los días de crecimiento acelerado del gigante del streaming. Y es que de aquí en adelante, todo se volverá más complicado para la empresa, a medida que HBO Max de AT&T y Peacock de Comcast entrarán en línea en los próximos meses y harán más dura la competencia.

A medida que la competencia se intensifica en casa, Netflix se enfoca más en mercados extranjeros para impulsar las ventas. Así, consiguió sumar solo 550.000 clientes en Estados Unidos y Canadá durante el último período, su desempeño más débil en el último trimestre desde que separó su servicio de streaming del negocio tradicional de DVD por correo en 2011.

Netflix reconoció que más personas cancelaron el servicio en EE.UU. el último trimestre debido a las nuevas opciones de Apple y Disney, y que la competencia hizo que tuviera que reducir su pronóstico para el primer trimestre de 2020. "Como siempre, estamos trabajando arduamente para mejorar nuestro servicio a fin de combatir estos factores y aumentar las suscripciones netas", dijo la compañía en una carta a los accionistas.

Mantener el rumbo

La compañía con sede en Los Gatos, California, argumenta que su estrategia sigue siendo sólida y que la competencia no generaría un cambio de rumbo. Además, las ganancias también superaron fácilmente las estimaciones, elevadas por un beneficio fiscal. 

Durante los pasados doce meses, los accionistas de Netflix se embolsaron 4,26 dólares por título, más que los 2,78 conseguidos en 2018, a la par que la compañía incrementaba su deuda a largo plazo desde los 10.360 millones con los que cerró diciembre del año pasado hasta los 14.759 millones actuales.

Europa y América Latina han sido el motor de la compañía en los últimos dos años y continuaron desempeñando ese rol en el cuarto trimestre. Netflix agregó 4,4 millones de clientes en Europa, con lo que su total general es de casi 52 millones, y otros 2,04 millones en América Latina.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.