Mitsubishi prevé perder 1.230 millones de euros este año por falseo de datos

El fabricante de vehículos Mitsubishi Motors prevé una pérdida neta de 145.000 millones de yenes (unos 1.230 millones de euros) en el actual ejercicio, que finaliza en marzo de 2017, debido al escándalo por el falseo de datos de consumo de combustible de algunos de sus vehículos.

El resultado contrasta con los 72.600 millones de yenes (616 millones de euros) que la compañía, con sede en Tokio, se embolsó en el año fiscal que concluyó el pasado 31 de marzo.

A su vez espera ver recortado su beneficio operativo en un 82 por ciento interanual hasta los 25.000 millones de yenes (212 millones de yenes).

La empresa, que aplazó hasta hoy el anuncio de su previsión de beneficios a raíz de este escándalo destapado en abril, ha realizado el cálculo tras calcular las compensaciones millonarias que abonará a los conductores afectados, así como la caída de las ventas.

En ese sentido, Mitsubishi prevé comercializar 86.000 unidades menos -o un 8 por ciento- este ejercicio hasta dejar su cifra anual de venta en 926.000 vehículos, y por ello espera que su facturación se vea reducida en un 16 por ciento interanual hasta 1,91 billones de yenes (16.227 millones de euros).

El pasado abril Mitsubishi admitió inicialmente haber falseado los datos de consumo de combustible de 625.000 minivehículos (aquellos con motores por debajo de 660cc) de cuatro modelos diferentes vendidos en Japón y, tras las investigaciones para determinar el alcance del escándalo, reconoció que hay 20 modelos afectados en total.

De momento el fabricante ha anunciado que abonará unos 100.000 yenes (unos 850 euros) a cada comprador de alguno de los cuatro modelos inicialmente afectados, lo que supone un desembolso de al menos 62.500 millones de yenes (unos 530 millones de euros).

Estos cuatro minivehículos fueron vendidos bajo una falsa garantía que aseguraba que eran entre un 5 y un 15 por ciento más eficientes de lo que en realidad son.

Debido al programa de compensaciones, la empresa contabilizará unos 50.000 millones de yenes (424 millones de euros) como pérdidas extraordinarias para el ejercicio en curso, y el resto lo incluirá en las cuentas de años venideros.

Durante la presentación de la previsión de resultados, el presidente de Mitsubishi, Osamu Masuko, ha dicho que la empresa está preparada para fabricar de nuevo los cuatro modelos de minivehículo -cuya producción está parada por orden de las autoridades- y que prepara una rebaja de precios de los mismos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.