Las ventanas de aluminio con RPT están al servicio del ahorro energético

Según el IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), la calefacción supone el 47% del consumo de energía en los hogares

Según el IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), la calefacción supone el 47% del consumo de energía en los hogares


De ahí, la importancia de contar con una vivienda bien aislada que permita vivir con confort con un menor gasto energético. Y es que ser energéticamente eficiente en el hogar puede influir de modo muy determinante en la factura eléctrica y de gas, permitiendo ahorrar no sólo en el consumo de energía sino también en la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Itesal, empresa aragonesa dedicada al diseño, fabricación y distribución nacional e internacional de sistemas de aluminio para la arquitectura y la industria y líder nacional en la fabricación de perfiles de Rotura de Puente Térmico (RPT), establece algunas buenas prácticas para ayudar a ahorrar energía en los hogares:

? Ajustar la potencia eléctrica contratada para adecuarse a las necesidades del hogar.

? Apagar los dispositivos en stand-by.

? Apagar las luces de las habitaciones donde no haya nadie.

? Usar lámparas de bajo consumo o LED, ya que la iluminación eléctrica representa una quinta parte del consumo total de los hogares.

? Ajustar la temperatura en el termostato entre 19 y 21 ºC, teniendo en cuenta que cada grado de más incrementa un 7% el consumo.

? Mantener en buen estado la caldera, lo que permitirá ahorrar hasta un 15% al año.

? No tapar los radiadores, para facilitar la difusión del aire caliente, mantenerlos limpios y purgarlos al inicio de la temporada fría.

? Ducharse en lugar de bañarse, para tener que calentar menos agua.

? Bajar las persianas por la noche en invierno para aislar los huecos de las fachadas.

Además de estas pequeñas actuaciones, si se busca una nueva vivienda o se va a reformar la que ya se tiene, hay que tener en cuenta que la mejor opción para ahorrar es optar por ventanas y puertas de aluminio con rotura de puente térmico (RPT) y un vidrio adecuado. Éstas proporcionan luz (al poder fabricarlas con marcos de menor tamaño), ventilación y visión, pero sobre todo aislamiento térmico y acústico, factores clave para el confort en el interior de la vivienda. Este ahorro energético permite amortizar el sobrecoste en un breve plazo de tiempo.

Cabe destacar que la relación resistencia ? ligereza que ofrecen los sistemas de aluminio con RPT, gracias a su densidad así como su elevado punto de fusión y su propiedad de no generar sustancias tóxicas o peligrosas en contacto con el fuego, hacen que destaquen como la mejor de las opciones, también en materia de seguridad.

Y es que, no se debe olvidar que la energía más barata es la que no se consume.

ITESAL es patrocinador del portal de internet www.ventanasypuertasdealuminio.es donde los usuarios que quieren renovar sus ventanas o colocar unas nuevas pueden leer consejos y aclaraciones.

Fuente Comunicae

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.