La justicia suspende la venta de gasoductos de Petrobras a fondo canadiense

Un juez federal suspendió hoy de manera cautelar la venta de Nova Transportadora do Sudeste, filial de Petrobras que gestiona 2.700 kilómetros de gasoductos, al fondo de inversión canadiense Brookfield.

La decisión de un tribunal federal del estado de Sergipe, en el noreste de Brasil, atendió a un recurso interpuesto por el Sindicato regional de Petroleros, que denunció irregularidades en el concurso público convocado para esa venta.

"La empresa (Petrobras) no ha demostrado la existencia de una amplia publicidad de la oferta en la venta de dichos activos, lo que sin duda hubiera atraído a más interesados y podría haber elevado el precio", argumentó el juez.

El auto señala que, si no se cumple la sentencia, cada una de las empresas deberá pagar una multa equivalente al valor de la negociación, que alcanzó los 5.190 millones de dólares.

La Nova Transportadora do Sudeste gestiona los gasoductos de Petrobras en los estados de Río de Janeiro, Sao Paulo, Espírito Santo y Minas Gerais, que forman la región más rica de Brasil y en cuyo litoral se encuentran los mayores yacimientos de hidrocarburos del país.

El acuerdo entre las dos compañías fue anunciado por la petrolera estatal en septiembre pasado en el marco de un programa de reestructuración y venta de activos para hacer frente a la grave crisis económica que enfrenta por la bajada de precios internacionales del crudo, agravada por el escándalo de corrupción destapado en su seno.

Petrobras, la mayor empresa de Brasil, acumuló pérdidas por 17.334 millones de reales (unos 5.500 millones de dólares) entre enero y octubre de 2016.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.